Peliculas que han inspirado crimenes fatales

Un niño de 2 años fue asesinado a pedradas en manos de dos niños de 10 años, fans de ‘Chucky’
La violación de una mujer en Reino Unido fue atribuida a la cinta ‘Naranja Mecánica’
En los últimos años, el fenómeno ‘copycat’ ha estado muy presente en el mundo

tema---488

¿Alguna vez has escuchado el dicho: “la realidad supera la ficción”? Existen casos en que se copian.
En los últimos años, el fenómeno “copycat” ha estado muy presente en el mundo, y es que éste tiene mucho que ver con los asesinos que no buscan nada más que una justificación a sus actos; ya que consiste en copiar algunas actitudes, escenas, argumentos o situaciones de su película favorita, llevándolos a cometer grandes atrocidades, asesinatos y crímenes imperdonables.
En este contexto, en “De10.mx” nos hemos dado a la tarea de recopilar las películas que más crímenes han inspirado.
¿Conoces algún otro crimen basado en cintas famosas?

Natural Born Killers (Asesinos natos) 1994

La película: Con guión de Tarantino (que no le perdona por ello), Oliver Stone involucró a Juliette Lewis, Woody Harrelson, Tommy Lee Jones y Robert Downey Jr. en una historia de psicopatías, prensa amarilla y mucha sangre.

Los crímenes: Será por el revuelo mediático que se armó en torno a su estreno, pero Asesinos natos se considera uno de los filmes que más delitos ha inspirado en la vida real. Se le ha llegado a responsabilizar hasta de la masacre de Columbine, así como de varios asesinatos a sangre fría y sin móvil (Eric Tavularis, que mató a su novia en Milwaukee en 2008, afirmó haber visto la película 20 veces). Pero el caso más impactante es el del asesinato en 1995 de William Savage, un buen amigo del especialista en best sellers jurídicos John Grisham. El autor de La tapadera y El cliente demandó a Oliver Stone y a Warner Bros., alegando que deberían haber sido conscientes de que su trabajo podía inspirar a desequilibrados como Sarah Edmonson y Benjamin Darras, los dos jóvenes que acabaron con Savage y dejaron parapléjica a otra víctima de un tiro en la cabeza.

Chucky (Muñeco diabólico) 1998

La película: Todo un clásico del terror cachondo, la saga de Chucky ha generado cuatro secuelas, y se prevé un remake para 2014.

Los crímenes: Enfermo de esquizofrenia, y con 35 víctimas mortales en su haber tras un tiroteo en 1995, Martyn Bryant tiene la triste fama de ser el asesino más sanguinario de la historia de Australia. El hecho de que Muñeco diabólico 2 fuese su película favorita, y que el asesino alegase estar “obsesionado” con ella es citado habitualmente por la prensa sensacionalista, pero es de notar que, en los filmes, Chucky prefiere los objetos cortantes a los rifles semiautomáticos, como el empleado por Bryant en la llamada Masacre de Port Arthur.

Clockwork Orange (La naranja mecánica) 1972

La película: El trabajo más controvertido de Stanley Kubrick adaptaba el libro homónimo de Anthony Burgess sobre el libre albedrío, la violencia callejera y la música de Beethoven.

Los crímenes: La polvareda levantada por el estreno de La naranja mecánica, y por la (entonces) inaceptable violencia exhibida en el filme motivó a varios fiscales del Reino Unido a citarlo como inspiración para actos de violencia. Sin ir más lejos, el asesinato de un joven de 14 años a manos de un compañero de clase fue asociado con la película ante los tribunales, así como una violación múltiple en la que los agresores (imitando al personaje de Malcolm McDowell) se burlaron de la víctima cantando Singin’ In The Rain. Ante dicho estado de cosas, Kubrick optó por cortar por lo sano, prohibiendo que su película se exhibiera en los cines británicos.

Taxi Driver (1976)

La película: Martin Scorsese convierte a Robert De Niro en un veterano de Vietnam tronado que deambula por Nueva York a bordo de un “ataúd de metal”, esperando el momento de convertirse en un justiciero.

El crimen: A diferencia de otros casos, que pueden parecer estratagemas de fiscales o abogados, el intento de asesinato sufrido por Ronald Reagan en 1981 sí puede vincularse directamente con Taxi Driver. John Hinckley Jr., el psicópata que intentó acabar con el entonces presidente de EE UU, estaba obsesionado con Jodie Foster, y pensó que emulando al personaje de Scorsese llamaría su atención. Pero Reagan sobrevivió al atentado, que disparó su popularidad, y la Foster (comprensiblemente) no se dio por enterada.

The Collector (El coleccionista) 1965

La película: Una de las últimas obras del gran William Wyler, este filme ponía a Terence Stamp en un joven algo tímido que encuentra la forma perfecta de seducir a Samantha Eggar: secuestrarla y encerrarla en su casa.

Los crímenes: Entre 1983 y 1985, los asesinos en serie Charles Ng y Leonard Lake asesinaron a un mínimo de 11 mujeres en el californiano Rancho Calaveras. Según declaró Lake, todo era parte de un plan para sobrevivir a un holocausto nuclear, creando un refugio y acaparando un harén de mujeres secuestradas. Los asesinos denominaban a su proyecto ‘Operación Miranda’, en ‘honor’ al personaje de Samantha Eggar en El coleccionista. Tras ser descubierto, Leonard Lake se suicidó. En cuanto a Ng, espera su turno en el corredor de la muerte.

Matrix (1999)

La película: El thriller cibernético de los hermanos Wachowski que nos enseñó lo que era el tiempo bala, y lo bien que le sentaba el negro a Keanu Reeves.

Los crímenes: Tras asesinar a sus padres en 2003, el joven Josh Cooke afirmó estar convencido de vivir en un mundo virtual como el de la película. El sueco Vadim Mieseges y la estadounidense Tonda Lynn Ansley alegaron lo mismo tras asesinar a sus respectivos caseros, lo cual no deja de ser curioso si consideramos que (según el Agente Smith) Neo ayudaba a la dueña de su casa a sacar la basura. Finalmente, Lee Boyd Malvo, el compañero menor de edad de John Allen Muhammad (apodado el ‘Francotirador de Beltway’, responsable de 10 asesinatos) declaró haber visto el filme “más de 100 veces”. Muhammad fue ejecutado en 2009, y Malvo cumple una pena de prisión perpetua.

Queen of the damned (La reina de los condenados) 2002

La película: Sin Tom Cruise ni Brad Pitt, esta secuela de Entrevista con el vampiro resultó una sonora decepción, por más que la malograda cantante Aaliyah interpretase a una chupasangres faraónica.

El crimen: En diciembre de 2002, el joven escocés Allan Menzies asesinó a su amigo Thomas Mackendrick, para después beber su sangre y comerse parte de su cerebro. El asesino afirmaba que Akasha, la reina no-muerta que da nombre a la película, se le había aparecido en sueños, prometiéndole una segunda vida en la que se reencarnaría como un vampiro. Menzies apareció ahorcado en su celda después del juicio.

Scream (El grito) 1996

La película: Wes Craven tuvo mucho que ver en la invención del slasher, y también (gracias a este filme) en su resurrección a finales de los 90.

Los crímenes: En 1999, Daniel Gill (14 años) y Robert Fuller (15 años) propinaron 18 puñaladas a un amigo en Harrogate (Yorkshire, Inglaterra). Su abogado afirmó que el intento de asesinato, al cual la víctima sobrevivió, se debió a que ambos creían recibir mensajes sobrenaturales del mismísimo Cara de Fantasma. El camionero belga Thierry Jaradin llegó al extremo de vestir la túnica y la máscara del asesino para acabar con la vida de Alisson Cambier, una chica que le había rechazado.

Dirty Harry (Harry el sucio) 1971

La película: Clint Eastwood vuelve a empuñar el Magnum .44 de Harry Callahan, esta vez con Michael Cimino (El cazador) y el ultrafacha John Millius como guionistas.

El crimen: Inspirados por una escena de Harry el fuerte, los llamados ‘asesinos de la tienda de música’ Dale Selby Pierre y Michael Roberts (junto a otros tres cómplices cuya identidad se desconoce) obligaron a beber líquido desatascador a los cinco rehenes que habían capturado durante un atraco a mano armada. Pierre y Roberts pensaban que eso acabaría con sus víctimas rápidamente, pero cuando comprobaron que sólo les provocaba una dolorosa agonía mataron a tres de ellos, torturaron a un tercero usando un bolígrafo y violaron a la quinta cautiva. Ambos criminales fueron ejecutados, Pierre en 1987 y Roberts en 1992.

Saw (Sierra) 2004

La película: Durante siete secuelas (la última de ellas en 3D), el asesino Jigsaw no ha dejado de impartir justicia mediante métodos de lo más mecánicos y retorcidos.

El crimen: “Hemos encerrado a una amiga tuya en un lugar de tu casa. Debes encontrarla en 10 minutos y sacarle el corazón, o llenaremos el edificio de gas venenoso. Es tu juego: ¿quieres vivir, o morir?”. Esto no es un mensaje de Puzzle, aunque lo parezca, sino parte de la broma que dos niñas de 13 años le gastaron a la anciana Beverly Dickson en 2007. Dickson, que tenía problemas de salud y acababa de llegar a su hogar tras asistir a un entierro, sufrió un derrame cerebral. La mujer sobrevivió, pero arrastra secuelas desde entonces, mientras que las dos anónimas bromistas (o, mejor dicho, sus familias) tuvieron que pagar una multa.

Otras películas

- The Town “Atracción Peligrosa”: En Nueva York un grupo de criminales cometieron 62 asaltos a negocios en la zona de Brooklyn, llevando a cabo algunas de las técnicas mostradas en esta cinta, además de que afirmaron a las autoridades el haberse basado en la película.

- Interview with the vampire “Entrevista con el Vampiro”: En 1994, Daniel Sterling y su novia Lisa Stellwagen vieron esta película; a las 3 de la mañana Lisa despertó y Daniel le murmuró “Esta noche vas a morir. Voy a matarte y beber su sangre”; poco más tarde, Daniel la apuñaló 7 veces.

- The Dark Knigh “El caballero de la noche” Uno de los crímenes más conocidos ocurrió en 2010; un hombre con cabello naranja disparó en una sala llena de fans de Batman, durante el estreno de la película del superhéroe; tiempo después confesó haber planeado el ataque con base en “The Joker”.

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

WP-SpamFree by Pole Position Marketing