Mes de la Herencia Hispana

Mes de la Herencia Hispana

 

EDITORES DE HISTORY.COM

 

El Mes de la Herencia Hispana es una celebración anual de la historia y la cultura de las comunidades latinas e hispanas de Estados Unidos. El evento, que se extiende del 15 de septiembre al 15 de octubre, conmemora cómo esas comunidades han influido y contribuido a la sociedad estadounidense en general.

 

El término hispano o latino (o el más reciente término Latinx) se refiere a la cultura u origen de una persona, independientemente de su raza. En el formulario del Censo de 2020, las personas fueron contadas como hispanas o latinas o españolas si podían identificarse como de origen mexicano, mexicano-americano, chicano, puertorriqueño, cubano o “otro origen hispano, latino o español.”

 

El Mes de la Herencia Hispana comenzó en realidad como una semana conmemorativa cuando fue introducida por primera vez en junio de 1968 por el congresista de California George E. Brown. El impulso para reconocer las contribuciones de la comunidad latina había cobrado fuerza a lo largo de la década de 1960, cuando el movimiento por los derechos civiles estaba en su apogeo y había una creciente conciencia de las identidades multiculturales de Estados Unidos.

 

Brown, que representaba al este de Los Ángeles y a una gran parte del valle de San Gabriel -ambos muy poblados por miembros de las comunidades hispana y latina-, quería reconocer el papel desempeñado por esas comunidades a lo largo de la historia de Estados Unidos.

 

El 17 de septiembre de 1968, el Congreso aprobó la Ley Pública 90-48, autorizando y solicitando oficialmente al presidente que emitiera proclamaciones anuales declarando el 15 y el 16 de septiembre para marcar el inicio de la Semana Nacional de la Herencia Hispana e hizo un llamamiento al “pueblo de los Estados Unidos, especialmente a la comunidad educativa, para observar dicha semana con ceremonias y actividades apropiadas”. El presidente Lyndon B. Johnson emitió ese mismo día la primera proclamación presidencial de la Semana de la Herencia Hispana.

 

Por qué es importante la fecha del Mes de la Herencia Hispana

 

La fecha del Mes de la Herencia Hispana coincide con las celebraciones del Día de la Independencia de varias naciones latinoamericanas. Se eligió el 15 de septiembre como fecha de inicio porque coincide con las celebraciones del Día de la Independencia de cinco “vecinos centroamericanos”, como los llamó Johnson: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Estas cinco naciones declararon su independencia de España el 15 de septiembre de 1821.

 

En su proclamación, Johnson también reconoció a México, que declaró su independencia de España el 16 de septiembre de 1810. Aunque Johnson no lo mencionó específicamente, Chile también celebra su independencia durante esa semana (el 18 de septiembre de 1810 de España) y Belice, que declaró su independencia de Gran Bretaña el 21 de septiembre de 1981, se añadió posteriormente a la lista de naciones que se celebran específicamente durante el actual Mes de la Herencia Hispana.

 

La Herencia Hispana pasa de una semana a un mes

Desde 1968 hasta 1988, los presidentes Nixon, Ford, Carter y Reagan emitieron proclamas anuales, reservando una semana para honrar a los hispanoamericanos. En 1987, el representante estadounidense Esteban E. Torres, de California, propuso ampliar la celebración a los 31 días actuales. Torres quería más tiempo para que la nación pudiera “observar y coordinar adecuadamente los eventos y actividades para celebrar la cultura y los logros hispanos.”

 

En 1988, el senador Paul Simon (demócrata de Illinois), presentó un proyecto de ley similar que fue aprobado con éxito por el Congreso y firmado por el presidente Ronald Reagan el 17 de agosto de 1988. Y el 14 de septiembre de 1989, el presidente George H.W. Bush (que había sido uno de los patrocinadores de la resolución original de la Semana de la Herencia Hispana mientras servía en la Cámara de Representantes en 1968) se convirtió en el primer presidente en declarar el período de 31 días, del 15 de septiembre al 15 de octubre, como el Mes Nacional de la Herencia Hispana.

 

“Sin embargo, no todas las contribuciones hechas por los hispanoamericanos a nuestra sociedad son tan visibles o tan ampliamente celebradas. Los hispanoamericanos han enriquecido nuestra nación más allá de toda medida con la fuerza silenciosa de familias estrechamente unidas y comunidades orgullosas”, dijo Bush.

 

En las décadas posteriores, todos los presidentes en ejercicio de Estados Unidos han proclamado el Mes de la Herencia Hispana. El Mes de la Herencia Hispana 2021 durará desde el miércoles 15 de septiembre hasta el viernes 15 de octubre de 2021.

 

Latino, hispano, Latinx, chicano: La historia detrás de los términos

 

El esfuerzo por acuñar un término que describa a un grupo muy diverso de estadounidenses ha suscitado controversia durante mucho tiempo.

 

Los términos “latino”, “hispano” y “Latinx” suelen utilizarse indistintamente para describir a un grupo que constituye aproximadamente el 18% de la población estadounidense. Aunque ahora es habitual utilizar términos generales para categorizar a quienes tienen vínculos con más de 20 países latinoamericanos, estas palabras no siempre han fomentado un sentido de comunidad entre las personas a las que se supone que describen.

 

Antes de que los activistas, los medios de comunicación y los funcionarios del gobierno trabajaran para agrupar estas identidades en una sola, se las consideraba separadas. Los puertorriqueños y los mexicanos, por ejemplo, vivían en distintas partes del país y tenían sus propias identidades políticas y culturales.

 

Sin embargo, desde que hay personas de países latinoamericanos viviendo en Estados Unidos, ha habido palabras para describirlos. Algunas han caído en desuso, mientras que otras han evolucionado. Y muchas de ellas tienen una historia tan complicada como la de intentar unificar múltiples nacionalidades bajo una misma bandera.

 

El término “hispano” ayuda a unificar las comunidades y la agenda

La primera vez que el gobierno federal utilizó la palabra “hispano” en un censo fue en 1980. La aparición del término fue fruto de décadas de cabildeo. “Fueron necesarios los debates de los años 70 y las protestas de finales de los 60 para llegar a 1980”, explica G. Cristina Mora, profesora de sociología de la Universidad de Berkeley y autora de Making Hispanics: How Activists, Bureaucrats, and Media Constructed a New American.

 

Antes de 1980, los descendientes de latinoamericanos eran considerados hispanohablantes, de origen español o blancos en el censo. Esto último frustraba a los activistas mexicano-americanos porque no tenían datos para demostrar que sus comunidades necesitaban recursos para programas, como la formación laboral. El Consejo Nacional de la Raza, conocido hoy como UnidosUS, lideró la presión sobre la Oficina del Censo para que cambiara la forma de categorizar a los latinos y uniera a puertorriqueños y mexicanos para “martillear una agenda hispana”.

 

“A finales de la década de 1960 y principios de la de 1970, cuando la gente de la Oficina del Censo y los burócratas de la administración Nixon pensaban en cómo se llamaría este nuevo grupo, Hispano se convirtió en un término que la gente pensaba que probablemente sería bien conocido porque estaba vinculado a hispano”, dice Mora. “Pero Hispano era útil porque parecía más americano”.

 

Hispano se refiere a los procedentes de España y otros países de habla hispana, lo que excluye a los brasileños. Grace Flores-Hughes, que trabajó como secretaria en lo que entonces se conocía como el Departamento de Salud, Educación y Bienestar, ha dicho que ella acuñó el término. Sin embargo, como explica Mora, es posible que el término “hispano” ya se utilizara antes.

 

Aunque 1980 marcó un hito, este término pan-étnico no se puso de moda hasta la década de 1990. Para entonces, se habían realizado dos rondas de censos y los medios de comunicación, especialmente Univisión y Telemundo, habían contribuido a unir a estas comunidades.

 

“No fueron sólo activistas ni burócratas”, dice Mora. “Fueron ciertas figuras como Telemundo, Univisión, que tenían un enorme interés en conectar a sus audiencias en todo el país y que esas audiencias en todo el país se vieran como un solo mercado”.

 

‘Latino’ como alternativa a ‘hispano’

Aunque “hispano” puede tener utilidad, el término ha sido criticado por destacar a España, que colonizó gran parte de América Latina. Algunos han ofrecido “latino” como alternativa. Este término se refiere a los que proceden de América Latina, lo que significa que incluye a Brasil, pero no a España.

 

La palabra existía mucho antes de la década de 1960. Pero Ramón A. Gutiérrez, profesor del Servicio Distinguido Preston & Sterling Morton de historia de los Estados Unidos en la Universidad de Chicago, explica que antes era una palabra en español que provenía de América Latina, que el escritor colombiano José María Torres Caicedo ayudó a popularizar.

 

“Latino es la abreviatura de Latino Americano”, dice. “Y es el resultado de lo que ocurre entre 1808 y 1821 cuando los países latinoamericanos se independizan”.

 

En la segunda mitad del siglo XIX, las palabras abreviadas “hispano” y “latino” se utilizaban en California entre los hispanohablantes, pero con el tiempo, otros términos las sustituyeron. En 1920, habían “prácticamente desaparecido”, escribe Gutiérrez.

 

El término latino resurgió gradualmente en inglés, apareciendo en libros e incluso en una entrada del diario de la Casa Blanca de 1970 de Claudia “Lady Bird” Johnson. En otro ejemplo temprano, un número del 17 de marzo de 1973 del periódico del Partido Pantera Negra describía un programa elaborado por un “grupo de acción compuesto por negros, latinos y blancos”. En el año 2000, Latino aparecía en el censo, con la pregunta: “¿Es esta persona española/hispana/latina?”.

 

Aunque el término “latino” eliminaba la conexión con España, algunos seguían rechazándolo porque intentaba agrupar varias culturas distintas en una sola. Por ejemplo, a principios de la década de 1990 circulaba por Miami una pegatina popular que decía: “No me llames hispano, soy cubano”, según Mora. En muchos casos, quienes no querían identificarse como hispanos o latinos elegían la nacionalidad.

 

Según un estudio del Pew Research Center de 2013, solo uno de cada cinco encuestados se describió como hispano o latino. Mientras tanto, el 54 por ciento utilizó “el término de origen hispano de su familia (como mexicano, cubano salvadoreño) para identificarse” y el 23 por ciento utilizó “estadounidense” con mayor frecuencia.

 

Algunos mexicano-americanos adoptan el término “chicano

Para algunos mexicanos que rehuían lo latino y lo hispano, esto significó recurrir a la palabra “chicano”.

 

Hay algunas teorías sobre los orígenes de “chicano”, entre ellas que proviene de “mexicano” (pronunciado “meshicano”), una palabra que algunos “grupos de nahuas (indígenas que hablan náhuatl) empezaron a llamar en su lengua”, escribe David Bowles, autor y profesor de la Universidad de Texas del Valle del Río Grande.

 

Otra posibilidad es que Chicano sea el resultado de un hipocorismo. “Básicamente se trata de utilizar el lenguaje de los bebés”, dice Bowles. “Si piensas en los apodos, los apodos españoles, si eres Ignacio, te llaman ‘Nacho’. Graciela, te llaman ‘Chela’. Es posible que eso sea algún tipo de hipocorismo detrás del cambio de mexicano a chicano, una especie de juego”.

 

Una de las primeras menciones de Chicano en la prensa es en el periódico en español La Crónica en 1911, donde se utilizaba como un insulto contra los mexicanos americanos “menos cultos” y los inmigrantes recientes. Pero en la década de 1960, la palabra había cambiado. Aunque no todos los mexicanos o mexicoamericanos utilizaban el término, éste fue ganando adeptos, incluso entre los mexicoamericanos que luchaban por los derechos civiles.

 

“Como la palabra era de uso habitual en aquella época”, dice Bowles, “era una especie de forma de reclamar el insulto y utilizarlo para una identidad política Latinx”.

 

‘Latinx’ surge como un término neutro en cuanto al género

El español es una lengua de género. Si hay un grupo formado por mujeres, se les puede describir como “ellas”. Si hay un grupo con hombres y mujeres, se recurre al masculino (ellos en lugar de ellas). La palabra “latino” sigue esta convención, etiquetando los sustantivos como masculinos o femeninos. Para aquellos que se salen del binario de género, esta palabra no les representa, y es ahí donde entra en juego la palabra “Latinx”, de género neutro.

 

Al igual que las otras palabras utilizadas para describir a los descendientes de latinoamericanos, Latinx ha recibido algunas críticas, desde argumentos de que es difícil de pronunciar hasta la Real Academia Española, la institución encargada de mantener la consistencia de la lengua española, diciendo que es innecesaria. Algunos incluso argumentaron que los blancos no latinos impusieron la palabra a los latinos.

 

Bowles se opone a esta idea. “La gente blanca no creó el término Latinx”, dice. “Fue la gente queer Latinx… Ellos son los que utilizaron la palabra. Nuestro pequeño subgrupo de la comunidad lo creó. La crearon las personas Latinx de habla inglesa de Estados Unidos para usarla en la conversación en inglés”.

 

Aunque no está claro cuándo o cómo empezó, se relaciona sobre todo con los primeros años de la década de 2000, ya que al parecer apareció en Google Trends en 2004. Hay varias posibilidades sobre cómo surgió la palabra. Una teoría es que las protestas latinoamericanas inspiraron la palabra. Desde los años 70 hasta los 90, cuando las feministas protestaban, tachaban las palabras que terminaban en “OS” para “rechazar visualmente… la noción de que lo predeterminado es lo masculino”, dice Bowles. También podría haber sido un guiño al uso de la X durante el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos.

 

A pesar de que el Centro de Investigación Pew descubrió en agosto de 2020 que sólo el 3% de los latinos utilizan el término Latinx, es un término que ganó impulso durante la década de 2010 y hasta 2020, apareciendo en programas de televisión y en la política.

 

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.