SAN NORBERTO

San Norberto

Invoca su ayuda contra la envidia, enemigos e injusticias

San Norberto de Xanten. Fue un Cristiano que logró fundar la orden de los canónigos regulares Norbertinos o Premonstratenses. Nace en el año 1080 en Xanten, Alemania y es celebrado como santo de la Iglesia Católica el día 6 de junio.

Ya desde muy joven, San Norberto muestra su gran admiración y devoción hacia la vida religiosa, terminando por recibirse en las órdenes menores. Por un accidente a caballo, se profundizaría su fe. Se dice que un día caminando, un rayo asustó a su caballo, provocando que este lo derribara al suelo. Cuando volvió en sí, pronunciaría las mismas palabras de San Pablo: “Señor ¿qué quieres que yo haga?” y escucharía su respuesta: “Apártate del mal y haz el bien”.

San Norberto es nombrado más adelante Arzobispo de Magdeburgo, y dedicaría toda su energía y empeño en poner un orden a la arquidiócesis, pues en aquel entonces, existían muchos laicos que intentaban apoderarse de los bienes de la Iglesia, y muchos otros sacerdotes no se comportaban de la manera más cristiana.

Ante las reformas de San Norberto en la arquidiócesis, recibió bastante oposición y se ganaría muchos enemigos que inventarían calumnias en su nombre, tratando de poner al pueblo en contra de San Norberto. Se sabe que en dos ocasiones intentaron asesinarlo, y la rebelión era tal, que San Norberto tendría que salirse de Magdeburgo. 

Cuando Norberto decide irse, ocurren varios males en toda la ciudad, tan catastróficos que el mismo pueblo le pediría a Norberto volver, prometiendo más obediencia de su parte. Unos años después, se notaría el cambio gracias a la acción y orden por Norberto, buen cristiano y seguidor de buenas costumbres.

San Norberto muere luego de 20 años de episcopado, dejando atrás un laborioso trabajo en su arquidiócesis, fallece un 6 de junio del año 1134 a la edad de 53 años.

Oración a San Norberto contra la envidia, enemigos e injusticias

Oh, valiente paladín de la fuerza y defensor entusiasta de la fe y la caridad.

A tus pies un fervoroso devoto y admirador de tus grandezas.

Siete flechas te recomiendo: una para mis enemigos, otra para los calumniadores, otra para los envidiosos, otra para los traidores, otra para los infieles, otra para los que no creen en la ira de Dios y la otra para los que se apartan de la verdadera senda de la Providencia.

Tú, mi adorado San Norberto, que con tu valor domesticaste a las fieras y venciste muchas veces al diablo, podrás concederme las acciones que te pido en esta oración, por la santa cruz, que fue tu divisa.

A ti, el gran vencedor, te pido confundas a mis enemigos y los hagas venir a mí para yo perdonarlos y llevarlos al sendero de la piedad santa.

Los ciervos y las fieras fueron llevadas por ti a la obediencia y fuiste el más sobresaliente y paladín de la cristiana prédica.

A tus pies, te pido que hagas que mi vida se vea fuera de todo peligro y pueda gozar en la tierra con el fervor de Dios, para ser digno de tu bendición en la hora de mi muerte.

Amén

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.