El poder de los Sahumerios y sus aromas

Durante la edad antigua, el hombre daba por sentado que todo elemento sobre la tierra poseía un alma y un animus. Se creía que, dicho a alma, al no poder poseer un cuerpo material, no podía alimentarse de materia física, por lo que, a consecuencia de esta creencia, se empezaron a realizar sacrificios, quemando objetos y animales, cuyo objetivo era el de alimentar a los dioses a través del humo que generaban esas quemas.

Esta explicación es la que usamos para entender el uso de los sahumerios, un medio por el cual favorecer las conexiones de tipo espiritual o procesos de interiorización de contacto con la propia alma. En cierto sentido, el ser humano entiende el valor de lo esotérico, y es desde entonces que cree que ciertos aromas y olores pueden agradar, o desagradar, a los dioses. Es por esta razón, que incorpora a los rituales de quema y sacrificio, maderas, cortezas, flores y esencias que actuarán como creadores de olores agradables durante los rituales.

Durante prácticamente toda la edad del hombre, los perfumes se usan en forma de sahumerios como tributo a los dioses, e inclusive en el Tibet, los perfumes se usaban como ofrendas sagradas. Como ya hacían los antiguos chamanes y magos, se quemaba en el interior de cajas de madera, incienso, para que el olor desprendido actuara protegiendo a toda persona y objeto a su alrededor contra los ataques de espíritus malignos. El empleo de aromas en los rituales alcanzó su máximo grado de utilización en nuestra civilización en la época de los antiguos egipcios, donde se consideraba que la realidad, el día a día, se componía de aspectos físicos y espirituales, favoreciendo los fenómenos para psíquicos con el perfume de los Sahumerios.

Ya en la sagrada Biblia, existen muchas referencias al empleo del incienso, lo cual nos hace pensar que también se usaban en la vida del ceremonial judío, sobre el siglo VII Antes de Cristo, al regreso del exilio en el antiguo Egipto. Los habitantes que componían las tierras orientales también veneraban a sus dioses con los sahumerios, y podemos leer en la Biblia que los sacerdotes de Baal, usaban el incienso para quemarlo ante el dios Sol, la luna y demás astros del cielo. En otras palabras, los sahumerios eran el ofrecimiento a la deidad.

Los Sahumerios son elementos que normalmente podremos emplear para neutralizar olores, y mejorar el estado de energético del ambiente, que no podemos percibir habitualmente a nivel consciente. Las preocupaciones, peleas familiares, presencia de personas enfermas, vibraciones desconocidas o negativas… todo esto perjudica las energías de un entorno, y gracias a los Sahumerios podemos regularlas y eliminar la negatividad del ambiente. Lo mejores sahumerios que podemos usar son especialmente los elaborados con sustancias natural, de ellos emana un sutil perfume, que no sólo permite purificar los olores de un entorno, sino también llegar a un estado distinto de conciencia.

Es muy importante que procuremos usar siempre sahumerios con elementos natural, como ya hemos indicado. Cuando usamos aquellos que se han fabricado con elementos artificiales, no lograremos conseguir el olor real de los elementos naturales a los que imitan, por lo que el efecto no será satisfactorio a nivel energético, y no servirá de nada. Hay que recordar que cada aroma tiene un efecto de sensaciones en nuestro cuerpo, y además las sustancias naturales tienen la ventaja de que su efecto será mucho más prolongado en el tiempo cuando los usemos.

Desde los mismos orígenes de la civilización, existen testimonios que indican, como los sahumerios se han usado para venerar a los dioses. El humo que produce el sahumerio se eleva hasta el lugar donde habitan los dioses, según las creencias de dichas civilizaciones. Al día de hoy, también existen ejemplos muy claros de cómo se utilizan estos sahumerios en las religiones actuales y creencias dominantes. Un ejemplo de ello es la religión cristiana, que se quema incienso cuando las grandes celebraciones conmemorativas tienen lugar. Algunos testimonios, dan fé de que el empleo de estos sahumerios, producen la sanción de diferentes patologías en personas enfermas. Médicos del imperio musulmán, durante la edad media, sanadores orientales… Una larga lista que nos da una idea de cómo este elemento se ha usado, y se usa, en multitud de civilizaciones a lo largo de la historia del hombre.

Actualmente es especialmente empleado en la realización de ejercimos de relajación, y meditación. Dependiendo de que fragancia usemos a la hora de elegir un sahumerio para quemarlo, esta tendrá diferentes aplicaciones en los distintos rituales mágicos que con ellos se pueden realizar. Muchos hechizos, conjuros y recetas, incluyen, además, la quema de plantas, aceites o esencias naturales junto al sahumerio, para que el humo producido purifique el lugar donde estemos realizando el ritual, o para cumplir aquellos deseos que estemos pidiendo. Como ya hemos dicho, lo más importante es elegir correctamente la fragancia a usar, pues de ello dependerá que la función que buscamos con la realización del ritual se cumpla o no.

Los principales aromas y su valor correspondientes son estos:

BENJUI: Es una resina de tono aromático, que se obtiene a partir del árbol del mismo nombre, o “Styrax benzoin”. Este árbol lo podemos encontrar en la región de Sumatra o en la región de Siam. Entre las propiedades más destacadas de este aroma, se encuentra el poder que tiene este sahumerio como importante expectorante y antiséptico pulmonar. Normalmente se usa para ayudar a curar problemas respiratorios como alergias, bronquitis, asma…

LAVANDA: Esta planta nace a orillas del mar Mediterráneo. Es una planta muy aromática, y casi siempre, suele crecer junto a otras plantas aromáticas como puede ser la hierba de romero. Las propiedades más destacadas que podemos encontrar en esta planta, van ligadas sobretodo a problemas de huesos, por ello, este sahumerio es especialmente indicado para ayudar a curar problemas de artritis o reuma.

MIRRA: La mirra, es una gomosa resina que se obtiene del árbol de Arabia, una variedad muy popular. Las principales propiedades que posee este sahumerio, es que puede ayudar a curar problemas de piel, como la psoriasis, eccemas… También puede tratar problemas relacionados con la respiración y se ha demostrado que posee enormes beneficios para tratar las diarreas o colitis.

PATCHOULI: Este aceite esencial y aromático, se extrae del pogostemon patchouli. El Patchouli, es una planta cuyo origen se sitúa en la India, y pertenece a una amplia familia de plantas mentoladas. Históricamente se ha asociado a esta planta con la época de la revolución Hyppi. Este aceite esencial, posee una gran fuerza espiritual, y ademas sirve para mejorar el deseo sexual y favorecer las relaciones entre personas.

SANDALO: El Sándalo, se extrae de una planta llamada Santalum álbum, y proviene también de la India. Este sahumerio es especialmente usado para equilibrar cuerpo y mente, alcanzando una gran paz espiritual. Entre sus beneficios, se encuentran también su poder para relajar nuestros músculos, o ayudar con su uso en las terapias de fisioterapia. Es un sahumerio muy usado en el ámbito de la meditación.

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.