El Solsticio de verano

Todo lo que necesitas saber

Te explicamos por qué el primer día oficial del verano es el más largo del año en el hemisferio norte

National Geographic

El verano nos atrae durante todo el año con la promesa de refrescantes baños en la piscina o en el mar, riquísimos helados y tardes de relax a la sombra. Para quienes viven en el hemisferio norte, la estación oficial de verano empieza el 20 o 21 de junio, dependiendo de dónde vivas, con la llegada del solsticio de verano.

Pero ¿qué es exactamente el solsticio? Es el resultado de la inclinación del eje norte- sur de la tierra 23,4 grados hacia el Sol. Esta inclinación hace que cantidades diferentes de luz solar alcancen diferentes regiones del planeta durante la órbita de la Tierra en torno al Sol.

En el solsticio de junio, el Polo Norte se encuentra más inclinado hacia el Sol que durante cualquier otro día del año.

Esto significa que, en el solsticio de junio, el hemisferio norte vive el día más largo y la noche más corta del año. En el hemisferio sur ocurre lo opuesto: junio trae el solsticio de invierno y el día más corto del año.

A continuación, te contamos más datos intrigantes acerca del solsticio de verano.

Más luz solar no implica más calor

En el solsticio de verano, el hemisferio norte recibe más luz solar que en cualquier otro día del año, pero esto no significa que el primer día de verano sea el más caluroso.

La atmósfera y el océano de la Tierra actúan como barrera para el calor, absorbiendo y

irradiando los rayos solares. Aunque el planeta

La Tierra no está absorbe gran cantidad de los rayos solares en el solsticio de verano, se necesitan varias

más cerca del Sol

semanas para liberar esa energía. Como

Otra creencia popular errónea es que durante resultado, los días más calurosos del verano

el verano —y especialmente durante el normalmente coinciden en julio o agosto.

solsticio de verano— la Tierra está más cerca del Sol que durante otras épocas del año, “Si lo comparas con encender un horno, a este

según explica Mark Hammergren, astrónomo le lleva bastante tiempo calentarse”, explica

en el Planetario Adler en Chicago. Robert Howell, astrónomo de la Universidad de Wyoming. “Y después de apagarlo, tarda

En realidad, la inclinación de la Tierra influye un buen rato en enfriarse. Pasa lo mismo con

más en las estaciones que la distancia de la Tierra”.

nuestro planeta al Sol.

“Durante el verano del hemisferio norte, en realidad, estamos a más distancia del Sol”, afirma Hammergren.

El solsticio de verano es motivo de antiguas celebraciones

El solsticio de verano ha sido reconocido y celebrado por muchas culturas a lo largo y ancho del mundo.

Los antiguos egipcios, por ejemplo,

7 [ EL SOLSTICIO DE VERANO ]

VidaySabor Edición No. 780 »» Semana del 21 al 27 de junio de 2019 construyeron las grandes pirámides de forma que el Sol, visto desde la esfinge, se situase exactamente entre dos de las pirámides en el solsticio de verano.

La cultura inca celebraba su correspondiente solsticio de invierno con una ceremonia llamada Inti Raymi, que incluía ofrendas de comida y sacrificios de animales e incluso de personas.

Recientemente, los arqueólogos han descubierto restos de un observatorio astronómico en una ciudad maya enterrada en Guatemala, en la que los edificios estaban diseñados de modo que se alineaban con el Sol durante los solsticios. Durante esos días, la población de la ciudad se resguardaba en el observatorio para contemplar a su rey dando órdenes a los cielos.

Y quizás el más famoso, el monumento de Stonehenge en Reino Unido, ha sido asociado con los solsticios de verano e invierno durante más de 5,000 años. Los observadores en el centro de estas piedras pueden contemplar el amanecer del solsticio de verano sobre Heel Stone, que se encuentra justo en el exterior del círculo principal de Stonehenge.

Algunas tradiciones se mantienen vivas

Para muchas culturas modernas, los solsticios y los equinoccios ya no son tan importantes. Las únicas personas que “realmente prestan atención a lo que ocurre en el exterior de forma regular son los neopaganos y los agricultores, al menos en Estados Unidos, porque es importante para las estaciones de cultivo y de cosecha”, explica Jarita Holbrook, una exastrónoma cultural de la Universidad de Arizona, en Tucson.

“El calendario era muy importante, mucho más de lo que lo es ahora”, afirma Ricky Patterson, un astrónomo de la universidad de Virginia. «La gente quería saber qué era lo que iba a pasar, para poder estar preparados».

Pero en la actualidad, somos una cultura mucho más de interiores, por lo que tenemos menos conexión con el cielo.

Hammergreen sostiene que no le parece algo negativo que la importancia de los solsticios haya decaído en la sociedad moderna.

“Las culturas antiguas y algunas religiones modernas prestan mucha atención a algunos

alineamientos naturales, y hay mucho misticismo y poderes sobrenaturales unidos a esto”, afirma Hammergreen.

Más curiosidades, mitos y rituales sobre el Solsticio de Verano

El término solsticio proviene del latín sol “Sol” y sestero “permanecer quieto”. El solsticio de verano ocurre durante el verano de cada hemisferio, cuando el semieje de un planeta, ya sea en el hemisferio norte o en el sur, está más inclinado hacia la estrella de su órbita. La máxima inclinación del eje de la Tierra hacia el sol es de 23°27’. Esto ocurre dos veces al año: dos momentos en los que el Sol alcanza su posición más alta en el cielo, como se ve desde el polo norte o sur.

Fechas Según el calendario gregoriano, el solsticio de verano se presenta entre el 20 y el 23 de diciembre de cada año, en el hemisferio sur, y entre el 20 y el 22 de junio, en el hemisferio norte.

El día del solsticio de verano tiene el mayor período de luz del día (el día más largo del año); la excepción son las regiones polares. Los círculos polares marcan las zonas de la tierra donde el Sol no se pone (verano) o no sale (invierno) durante 24 horas, al menos una vez al año. El número de días en que esto ocurre aumenta a medida que se avanza desde el círculo polar hacia el polo respectivo. En los polos mismos, el día o la noche permanente dura tres meses y en el círculo polar, solo un día: el del solsticio correspondiente.

Aspectos históricos A nivel mundial, la interpretación de este evento ha variado entre las distintas culturas, pero la mayor parte lo celebró o celebra de alguna forma con vacaciones, fiestas y rituales con temas de religión o fertilidad.

La luna de miel La primera (o única) luna llena en junio (boreal) se llama luna de miel. La tradición sostiene que este es el mejor momento para cosechar la miel de las colmenas de abejas. Esta época del año, entre la siembra y la cosecha de los cultivos, ha sido el mes tradicional para las bodas. Esto se debe a que muchos pueblos antiguos creían que la gran unión [sexual] de la Diosa y el Dios se producía a principios de mayo en Beltaine. Ya que era de mala suerte competir con las deidades, muchas parejas retrasaban sus bodas hasta junio. El mes de junio sigue siendo preferido para casarse en el norte. En algunas

tradiciones, las parejas de recién casados eran alimentados con platos y bebidas con miel para el primer mes de su vida matrimonial, a fin de fomentar el amor y la fertilidad. El vestigio superviviente de esta tradición sigue vivo en el nombre que se les da a los recién casados inmediatamente después de la boda: la luna de miel.

Antigua China En China, la ceremonia de solsticio de verano celebraba la tierra, lo femenino y las fuerzas del yin. Se complementaba con el solsticio de invierno, que celebraba el cielo, la masculinidad y las fuerzas yang.

Europa Las antiguas tribus germánicas, eslavas y celtas en Europa celebraban el solsticio de verano con hogueras. Era la noche de festivales del fuego y de la magia de amor, de oráculos para el amor y la adivinación. Tenía que ver con los amantes y las predicciones. Las parejas de amantes saltaban a través de las llamas ya que se creía que los cultivos crecerían tan alto como lo que las parejas fuesen capaces de saltar. A través del poder del fuego, al calor de la fogata las doncellas (supuestamente) se enteraban acerca de su futuro marido, con lo que espíritus y demonios serían expulsados de la relación venidera.

Noche de San Juan La Noche de San Juan el 24 de junio es una festividad de origen pagano, que suele ir ligada a encender hogueras o fuegos como en las antiguas celebraciones en las que se festejaba la llegada del solsticio de verano,. La finalidad de este rito era “dar más fuerza al Sol” que, a partir de esos días, iba haciéndose más “débil” —los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno— Simbólicamente, el fuego también tiene una función “purificadora” en las personas que lo contemplan o saltan sobre él. Se celebra en muchos puntos de Europa.

En América Latina, Brasil tiene las Festas Juninas; en Bolivia, Chile, Paraguay, y Puerto Rico, la noche de San Juan que está, también, relacionada con antiquísimas tradiciones y leyendas españolas como la Leyenda de la Encantada. San Juan Bautista es el santo patrono de San Juan de la Maguana, en la República Dominicana, cuya fiesta se celebra del 15 al 24 de junio. Se acostumbra a ir a bañarse a un río en las primeras horas de la mañana, sin haber cruzado palabra previamente con nadie.

En Puerto Rico, festeja la Noche de San Juan

Bautista el 23 de junio, cuando la comunidad católica recuerda el nacimiento del santo patrón y muchos aprovechan para “despojarse” de la mala suerte utilizando rituales. El más conocido por los puertorriqueños es el que a las 12:00 de la medianoche hay que lanzarse de espalda en algún cuerpo de agua como el mar, un río o en una piscina. La cantidad de veces varía y va desde tres hasta nueve veces.

Otros rituales Hay quienes realizan rituales para atraer el amor, el dinero y el trabajo en esta fecha, por lo que es muy común que las personas acudan a las botánicas a pedir remedios y consultas para su beneficio. Para realizarse un despojo, los creyentes recomiendan que se utilicen los elementos purificadores, que son el agua o el fuego.

Uno muy popular es colocar anillos y otras joyas en envases de barro o cristal con agua y sal marina y dejarlo a luz de la luna por 24 horas. Transcurridas esas 24 horas se pide lo que se desee y se conserva esa agua (hasta por un año) para echársela por encima y hacerse limpiezas.

Para atraer el amor se debe encender una vela rosada y se rocía con aceite de jazmín mientras se implora porque llegue el amor. Si se tiene un enamorado, se enciende una vela roja en la habitación. Si no tiene en enamorado, se le puede escribir las iniciales “AG”, para pedir por un alma gemela.

Si se busca prosperidad económica, se colocan en un plato un cuarzo lila y un cuarzo dorado (pirita), varias monedas y una vela blanca, rociado con aceite para la buena suerte. Cuando se consuma casi toda la vela, se echa en una bolsa color verde y se lleva en la cartera.

Si no tienes disponible agua de mar que hayas recolectado con anticipación, prepara un envase con agua y sal la noche antes y déjalo a la luz de la luna y el sol para que adquiera energías. A las 12 de la noche báñate con esa agua o limpia tu casa. También te puedes dar un baño de tina con sales, para limpieza energética.

Otra costumbre es colocar flores blancas a la entrada de la casa, que son símbolo de pureza y se usan para purificar. Si son olorosas, mejor aún.

Hay quienes prefieren despojarse con fuego encendiendo velas –preferiblemente blancas- o haciendo fogatas y caminando o danzando a su alrededor.

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.