Consagra tus amuletos con la fuerza del pentaculo

Los pentáculos son uno de los símbolos más antiguos de la humanidad, y han sido utilizados por muchas culturas como talismán de protección

El Pentáculo es uno de los símbolos más utilizados por los ocultistas de todos los tiempos, principalmente en los actos de Magia Ceremonial. El símbolo está representado por una estrella de cinco puntas, encerrada dentro de un círculo de protección. Cada una de las puntas del Pentáculo está asociada con un elemento y un punto cardinal.

Los pentáculos son uno de los símbolos más antiguos de la humanidad, y han sido utilizados por muchas culturas como talismán de protección. Y aunque hay mucha confusión con el pentagrama, no es lo mismo. El pentagrama es la estrella de cinco puntas; mientras que el pentáculo, sería esa misma estrella, pero encerrada en un círculo. No obstante, une todos los aspectos del hombre: el cuerpo con la mente y lo espiritual con lo profano.

Cada punta del pentáculo representa una energía determinada. Las primeras constituyen los cuatros elementos que coinciden con los puntos cardinales: Norte-Tierra; Sur-Fuego; Este-Aire; Oeste-Agua.

Asimismo, la figura central del pentáculo se le ha dado semejanza con la forma del hombre. De esta manera, la punta superior personifica el espíritu: lo inmortal, inquebrantable, lo eterno y la conexión espiritual con la tierra; la punta izquierda superior está representado por el elemento Aire y engloba el pensamiento, inteligencia, y el brazo derecho del ser humano; la punta derecha superior es dominada por el elemento Agua; es el ciclo de la vida que comienza y termina, donde está inmersa la alegría, la tristeza y la cólera; además significa la pierna derecha del ser humano.

La punta izquierda inferior, simboliza la tierra junto a todas las simientes que la Madre Tierra provee al ser humano; y al mismo tiempo, la parte izquierda de cada uno de nosotros. Asimismo, la punta derecha inferior representa el Fuego, el ímpetu que todos llevamos por dentro que lucha contra el entendimiento y la razón; y representa el brazo izquierdo del hombre.

Igualmente, los cinco triángulos entrelazados también tienen su connotación: simbolizan la fuerza y los cinco sentidos del ser humano (vista, oído, tacto, olfato y gusto). La apariencia humana en el círculo es la fusión de nuestras energías junto con las de la Diosa (la Tierra, la Luna y el Cosmos) transformándose en la fuerza del Universo; además, las fases de la vida que son el nacimiento, iniciación, amor, reposo y muerte están incorporadas en el pentáculo.

De esta manera, los pentáculos para muchas religiones han tenido diferentes significados, y se cree que puede ser usado para protegerse de las fuerzas malignas. Para las creencias satánicas el deseo carnal está muy por encima de lo espiritual, por ello, usan el símbolo al revés; en cambio, para nosotros, es el canal para derrotar a nuestros demonios.

En este sentido, Thomas y Pavitt citan a Rennet obispo de Peterborough, y exponen lo siguiente sobre el pentáculo: “Cuando se está delineado en el cuerpo de un hombre, señala los cinco lugares en donde el Salvador fue herido, y por lo tanto, los demonios le temen a este”.

Los pentáculos son emblemas con significados mágicos, religiosos y sagrados que guardan relación con las creencias y culturas de cada persona; sin embargo, desde tiempos remotos todos sus seguidores han usado este antiguo símbolo de manera muy especial; lo que significa que es la unión de los elementos y el espíritu en perfecta armonía.

Para consagrar un amuleto empleando la fuerza del Pentáculo, solo debemos colocar el talismán sobre el símbolo y permitir que se cargue con su poder, durante un período igual a una noche y un día (24 horas).

Sí el ritual es realizado durante una noche de Luna Llena, se incrementarán las virtudes que ofrece el amuleto. Es fundamental que el Pentáculo esté colocado en un sitio de donde no pueda ser retirado, durante el proceso de consagración, como tu altar mágico personal.

De igual forma, el talismán debe estar limpio energéticamente antes de proceder con su consagración, la cual activaremos a través de la visualización e invocación de la fuerza de los elementos y los puntos cardinales, presentes en el Pentáculo.

Es recomendable preparar con antelación las frases que se utilizarán para invocar la fuerza de los elementos, así como el objetivo del talismán que se consagrará y la persona a la que estará destinado.

No olvides solicitar la protección de tus guías espirituales, antes de iniciar la visualización, así como agradecer su presencia y el poder prestado por los elementos, una vez finalizado el ritual.

Pentáculo y Pentagrama

El Pentáculo y Pentagrama suelen ser confundidos con regularidad, dado que ambos están formados por una estrella de cinco puntas. La diferencia principal radica en que el Pentagrama no se encuentra encerrado en un círculo de protección.

Mientras que el Pentáculo puede ser confeccionado en metal, madera e incluso barro. El Pentagrama suele ser dibujado por el practicante en el suelo o el aire al momento de ser utilizado, principalmente como inicio de un ritual de invocación o destierro.

Para ser considerado efectivo, el Pentagrama debe ser realizado en un solo trazo, sin interrupción, de izquierda a derecha para los ritos de invocación y de derecha a izquierda para los de destierro.

La vinculación de estos dos símbolos con el Satanismo es legendaria, no obstante, el Pentagrama o el Pentáculo no pueden ser considerados iconos diabólicos.

La estrella de cinco pintas representa el Espíritu sobre la Naturaleza (los 4 elementos). Al invertir la figura, los satanistas querían simbolizar la cabeza del macho cabrío y con ello la prevalencia de la naturaleza y la animalidad sobre el hombre.

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.