Las 12 verdades del mundo

Se dice que ésta oración es un arma poderosa para capturar o vencer a los brujos que se te aparecen en donde te encuentras, convertidos en diversos animales, esta oración se debe rezar con un cordel o listón en la mano, ya que cada que se diga una de las verdades se debe hacer un nudo hasta completar 12, después, se deben repetir al revés, de la 12 hasta la uno,  esta vez, deshaciendo los nudos.

Una vez que hayamos terminado, la bruja, si se encontraba volando caerá, si se encontraba convertida en cualquier animal o persona, se revelará su verdadera identidad, además de que ésta quedará indefensa, ya que no podrá usar sus poderes contra nosotros.

Cabe mencionar que es muy importante no distraerse con nada mientras la rezamos, ya que se cortaría su poder y la bruja podría acercarse o causarnos daño si lo hacemos.

Además de lo anterior, se dices que es muy poderosa para cualquier situación, rezándola completa y sin distracciones, realizando al final nuestra petición, ya que en ella se mencionan y reconocen las personas y elementos más importantes en la historia de Dios:

Hermano, de las doce verdades del mundo, dime una de ellas, una es la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la dos, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la tres, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la cuatro, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la cinco, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la seis, seis son los candelabros, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la siete, siete son los votos, seis son los candelabros, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la ocho, ocho son las angustias, siete son los votos, seis son los candelabros, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la nueve, nueve son los meses que María santísima cargo en su vientre al niño Jesús, ocho son las angustias, siete son los votos,  seis son los candelabros, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la diez, diez son los benditos mandamientos, nueve son los meses que María santísima cargo en su vientre al niño Jesús, ocho son las angustias, siete son los votos, seis son los candelabros, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la once, once mil son las vírgenes, diez son los benditos mandamientos, nueve son los meses que María santísima cargo en su vientre al niño Jesús, ocho son las angustias, siete son los votos, seis son los candelabros, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Hermano, de las doce verdades del mundo, te pido que me digas la doce, doce son los apóstoles, once mil son las vírgenes, diez son los benditos mandamientos, nueve son los meses que María santísima cargo en su vientre al niño Jesús, ocho son las angustias, siete son los votos, seis son los candelabros, cinco son las llagas, cuatro son los sagrados evangelios, tres son las divinas almas que conforman la Trinidad, dos son las tablas de Moisés, una la casa santa de Jerusalén, donde Cristo crucificado vive, reina y reinará, por los siglos de los siglos.

Amén.

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.