El poder de las Diosas Madre

Una buena forma de contactar con el lado femenino es la meditación a través de la figura de las Diosas Madre, deidades que conjugan en sola fuente: fertilidad, creatividad, amor, generosidad, perseverancia, compasión, protección, confianza y poder

Somos partes de un todo y debemos cultivar el equilibrio de estas dos fuerzas en nuestro interior. Conectar con lo femenino, dejando a un lado la idea patriarcal de que el mismo supone debilidad, puede traer paz a nuestro interior.

Parafraseando el Principio del Género, uno de los basamentos de la filosofía hermética, toda hembra tiene el elemento macho, y todo macho contiene el elemento hembra.

Isis, Reina De Los Dioses Egipcios

Isis, esposa de Osiris y madre de Horus, no sólo era conocida como diosa de la maternidad y el nacimiento, también se le denominaba fecundadora de la naturaleza y gran maga.

La diosa Isis es una diosa egipcia, hermana y esposa de Osiris, que representa la madre, la reina y la diosa de todos los dioses.

Isis es el nombre griego para la diosa egipcia Ast, trono en español, y es representada como una mujer con un trono en su cabeza. Isis aparece mencionada por primera vez en escritos que datan de 2.300 a.de C. en la V dinastía del Imperio Antiguo de Egipto.

Isis también es adorada como la gran maga, la reina del más allá y la diosa de la estrella. Reúne todos los atributos de las demás diosas de Egipto. Se creía que la estrella Sirio o Sotis, la estrella más brillante de la constelación de Orión, era la casa en el cielo de la diosa Isis.

Una deidad que procreó un hijo del cuerpo inerte de su esposo y la única conocedora del nombre secreto de Ra.

Demeter, Portadora De Las Estaciones

Diosa griega de la agricultura. Arrancó del Inframundo a su hija, Perséfone, durante 6 meses al año, convirtiéndose en guardiana de los ciclos de vida, muerte y renacimiento de la tierra.

“Yo soy Demeter, “Diosa Madre”. Soy la diosa griega de la agricultura pura, de la tierra verde y joven, ciclo vivificador de la vida y la muerte, y protectora del matrimonio y la ley sagrada. Soy la portadora de las estaciones.

Mi hombre ha sido Poseidón. Yo me resistí a Poseidón transformándome en yegua, pero no pude ocultar mi origen divino entre los caballos del Rey Oncos. Poseidón se transformó en semental y me cubrió. Yo me puse literalmente furiosa por este asalto, pero lavé mi ira en el río Ladón . Me dio Poseidón una hija, cuyo nombre no podía ser pronunciado fuera de los misterios eleusinos, y un corcel de negras crines llamado Arión”.

Visualizar a Demeter, nos impulsa a reconciliar de forma natural los conceptos de nacimiento y mortalidad, en el contexto de las estaciones y la siembra.

Pachamama, Madre Tierra

Deidad inca que reúne las características de protectora y proveedora de la vida. La Pachamama es un todo y encarna la fuerza de la Naturaleza, con todo su poder de creación, destrucción y regeneración.

Encargada de propiciar la fertilidad en los campos. La Pacha Mama, es un dios femenino, que produce, que engendra.

Para los quechuas, Madre tierra, deidad máxima de los cerros peruanos, bolivianos, y del noroeste Argentino. Pacha es universo, mundo, tiempo, lugar, mientras que Mama es madre.

La palabra “pacha” designó en un principio sólo un tiempo o edad del mundo, un cosmos o universo, para pasar luego a referirse a un lugar o espacio, y a la misma tierra generadora de la vida, ya como un símbolo de fecundidad.

La Pachamama es la madre de los cerros y los hombres; la que madura los frutos y multiplica el ganado, pudiendo conjurar heladas y plagas y dar suerte en la caza.

Se la invoca también cuando sobrevienen ciertas enfermedades o se está de viaje, para no apunarse ni rezagarse en el camino. Ayuda incluso a las tejedoras y alfareros a concluir bien sus obras artesanales.

Esta diosa abre su corazón, para que encontremos el espacio que nos acerca a nuestro ser natural.

Kwan Yin, Bodhisattva De La Compasión

Admirada en la cultura oriental como divina fuente de misericordia infinita, Kwan Yin renunció al cielo para ayudar a los seres vivientes, en su camino hacia la iluminación y la libertad, demostrando su valor y confianza en la humanidad.

Al ser una Bodhisattva no es considera una diosa en el sentido occidental, pero se le venera como tal.

Kwan Yin es la deidad china de la compasión y la misericordia, una figura inmortal que representa lo femenino y está vinculada con Avalokiteshvara, el Bodhisattva de la Compasión en el Budismo Tibetano.

En este sentido, no se trata de una diosa de acuerdo con los parámetros occidentales, sino de un ser que alcanzó la Iluminación y desea compartirla con el resto de las criaturas sintientes.

Una antigua leyenda budista, refiere que Avalokiteshvara hizo el voto de no descansar, hasta que todos los seres fuesen liberados del ciclo del Karma y alcanzaran la iluminación.

El buda Amitabha, conmovido por la decisión de Avalokiteshvara, lo dotó con once cabezas y mil brazos, para que pudiera escuchar las plegarias de todos los suplicantes y prestarles apoyo.

Al igual que Avalokiteshvara, Kwan Yin renunció a entrar a los cielos, mientras existieran criaturas atrapadas en el ciclo de vida, muerte y renacimiento (Samsara), que necesitarán encontrar la Iluminación.

La compasión que caracteriza a esta deidad (y que recuerda a otras Madres Divinas como la Virgen María), está presente en la traducción de su nombre completo Kwan Shi Yin (“la que oye los lamentos del mundo”).

Es invocada por sus fieles para solicitar comprensión en momentos de turbación y tristeza; protección sobre mujeres embarazadas, niños y ancianos; y resguardo contra peligros del agua y el fuego.

Kwan Yin simboliza el perdón, la paz interior, la bondad, la piedad, la misericordia, y la sabiduría. Su energía divina y sanadora no discrimina a la hora de prestar auxilio, a quien la invoque en busca de consuelo.

Yemaya, Diosa Del Mar

Orisha yoruba (Nigeria), soberana del mar, protectora del hogar, la familia y los marineros. Entre sus muchos títulos recibe el de “Madre de los Peces”, y su amor maternal abraza a todas las criaturas.

Yemayá es la Reina del Mar y diosa de la fertilidad, protectora de las mujeres, fuente de la vida. Ella es la diosa yoruba del mar y de la luna, representa el arquetipo de la madre. Es la Diosa Madre que da la vida a todos los seres sobre la tierra y la sostiene con su generosidad. Provee en abundancia y por ello simboliza la energía nutricia, que alimenta y apacigua. Sin embargo, al ser una diosa del mar, Ella da amor inconmensurable, pero no regala su poder.

Como diosa oceánica y arquetipo del mar, representa el inconsciente colectivo y posee una sabiduría profunda y antigua. Es la guardiana de los secretos que están sumergidos bajo el mar.

Yemayá fue creada por Olofi y ha existido desde el inicio de la creación. Junto a su esposo Obbatalá, dio vida los demás orishas, por lo que se le conoce como diosa madre por excelencia. El culto a la diosa nigeriana Yemonja –diosa de la sal y el agua dulce- se extendió hacia América del Sur y adoptó varios nombres, como Iemayá, Yemanyá, Yemanja, Iamange o Jemonja, pero permaneció su designación como diosa del mar y madre del sol. Su relación con la luna es más intensa con el aspecto de la luna creciente que con los otros aspectos, dotándola de fuerza e influencia siempre en aumento.

Sin embargo, es reconocida tanto por su dulzura como por ser terrible y devastadora en su rabia. Poderosa y dulce, la diosa es prodiga con sus dones para sus devotos y con quienes solicitan su ayuda.

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.