CAMBIO CLIMATICO

¿Qué es y cómo nos afecta?

El cambio climático es, sin dudas, el problema ambiental más importante al que se enfrenta la humanidad.

El “cambio climático” es un cambio de clima atribuido, directa o indirectamente, a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables, según la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. 

Un cambio climático puede tornarse peligroso cuando amenaza severamente a las sociedades, sus economías y el mundo natural. El cambio climático se torna peligroso al aumentar la temperatura media de la superficie global por encima de los 2 º C.

¿El cambio climático es algo que sólo nos afectará en el futuro o ya está ocurriendo?

El cambio climático ya es un hecho real, más allá de cualquier incertidumbre científica. El cambio climático ya llegó y podemos verlo.

El aumento global promedio de temperatura ya se encuentra en los 0,8ºC (en relación a los registros del último siglo). Las principales causas han sido la quema de combustibles fósiles y los cambios en el uso de la tierra, que han liberado dióxido de carbono (Co2)y otros gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera, desde el inicio de la revolución industrial en el siglo XVIII.

Como consecuencia, ya enfrentamos pérdida de biodiversidad, derretimiento de glaciares, fenómenos climáticos extremos, acidificación de océanos, cambios en los hábitats, etc. Estos impactos repercuten en las comunidades, afectando gravemente a 325 millones de personas, causando 300 mil muertes y generando pérdidas de US$ 125 mil millones por año, en todo el mundo. Los impactos actuales del cambio climático son severamente preocupantes, pero un aumento de la temperatura global promedio de 2ºC , llevaría a impactos proyectados mucho más peligrosos e irreversibles.

¿Por qué se dice que 2º es demasiado?
Para poder prevenir los desastres causados por el cambio climático, los científicos afirman que tenemos que mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC. Si la temperatura avanza a 2ºC, los impactos podrían ser irreversibles, debido a:
 

Escasez de agua que afectaría de 1 a 3.2 mil millones de personas más debido, principalmente, a sequías y derretimiento de glaciares.

 

Inseguridad alimenticia para 400 millones de personas y disminución del 75% en el rendimiento de las cosechas en África, debido a ritmos elevados de evaporación causados por sequías más frecuentes en el continente y en otros lugares del mundo.

 

Impactos en la salud, incluyendo más de 300 millones de personas con alto riesgo de contraer malaria, aumento de diarrea y malnutrición en países de bajos ingresos, y costos de salud mundiales duplicados.

 

Riesgos de inundaciones en áreas costeras para 180 millones de personas, incluyendo inundaciones en el 25% de Bangladesh y pérdidas completas de algunos Pequeños Estados Insulares debido al aumento del nivel del mar por derretimiento de hielos y tormentas más intensas.

 

Efectos sobre la biodiversidad, incluyendo el riego o la extinción del 35% de las especies terrestres para el año 2050, la pérdida de la mayoría de los arrecifes de coral tropicales y el 30% de las comunidades de coral de los arrecifes restantes.

¿Cómo podemos mantener la temperatura por debajo de los 2ºC?

Para mantener la temperatura global promedio por debajo de los 2ºC, es necesario reducir las emisiones de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) en al menos un 80% en 2050 respecto a los niveles de 1990. La reducción de GEI debe ser la mayor respuesta política de los países desarrollados, quienes tienen la responsabilidad ineludible de liderar el camino hacia un futuro “neutral en carbono”, con el objetivo de mantener el incremento de la temperatura por debajo de los 2˚C.

¿Qué son los gases de efecto invernadero (GEI)?
Los gases de efecto invernadero (GEI), o gases de invernadero, crean una banda de gases alrededor de la Tierra e impiden que la radiación solar se refleje de vuelta al espacio. El efecto creado por esta banda de GEI que rodea la Tierra, se denomina Efecto Invernadero. El efecto invernadero mantiene la superficie de la Tierra dentro de un rango y en un nivel que hace que la vida en la Tierra (tal como lo conocemos) sea posible. Los principales GEI son el vapor de agua (H2O), el dióxido de carbono (CO2), el óxido nitroso (N2O), el metano (CH4) y el ozono (O3).

¿Quiénes y cómo se pueden reducir las emisiones de GEI?

Entre todos, podemos y debemos, reducir las emisiones de GEI. Cada uno de nosotros, en nuestra vida cotidiana, puede evitar la emisión de toneladas de CO2 modificando algunas conductas habituales y siguiendo algunos consejos útiles. Lógicamente, el impacto de un individuo no es equiparable al de las grandes industrias, ni al de los países desarrollados. Estos últimos, emisores históricos de GEI, tienen el deber indiscutible de mitigar sus emisiones y de financiar soluciones para los daños, actuales y futuros, causados en los países en desarrollo y regiones vulnerables, como el Polo Norte y la Antártida. Por su parte, los países en desarrollo también pueden aportar como bloque, a la mitigación de GEI. 

  

 “No les creo”: la respuesta de Donald Trump a un informe sobre cambio climático de su propio gobierno

El documento científico es demoledor. Y apunta a los efectos sobre la economía de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue a la cabeza de los negacionistas del cambio climático y sus efectos sobre el medio ambiente y la calidad de vida de toda la humanidad (incluidos los ciudadanos de EE.UU.).

El viernes, el Programa Investigación Científica sobre Cambio Climático de Estados Unidos (USGCRP, por las siglas en inglés) publicó el segundo volumen del Cuarto Informe Nacional sobre Cambio Climático. El resumen ejecutivo del apartado 2 de este informe, dedicado a la economía, indica claramente que, “si no se ponen en práctica esfuerzos sustanciales y sostenidos de mitigación global y adaptación regional, se espera que el cambio climático cause pérdidas crecientes a la infraestructura y las propiedades estadounidenses e impida la tasa de crecimiento económico durante este siglo”.

”No lo creo”, dijo este lunes Trump al ser preguntado por un periodista por la conclusión del informe.

De acuerdo con el documento, el impacto del calentamiento global podría provocar que la economía estadounidense se contrajera en torno a un 10 %, lo que representaría el doble de las pérdidas registradas durante la Gran Depresión de la década de 1930.

La Casa Blanca estaba obligada por orden del Congreso a publicar esa evaluación de los efectos del clima, y según múltiples informes de prensa, decidió retrasar su divulgación hasta el “Viernes Negro” con la aparente expectativa de que pasara desapercibido, dado que era el día siguiente a la festividad de Acción de Gracias en EE.UU.

 

La retirada del Acuerdo de París sigue su curso

Donald Trump inició el año pasado los trámites para retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el clima, siguiendo con la promesa expuesta durante su campaña electoral y sus ya conocidas ideas sobre la no existencia del cambio climático provocado por la acción humana.

El presidente incluso suele confundir cambio climático con las condiciones del tiempo. Si hace mucho frío en la costa, éste dirá: “¿Qué pasó con el calentamiento global?” o “Vendría bien un poco de calentamiento global”.

Por ejemplo, la semana pasada, el mandatario puso en duda que hubiera “calentamiento global” al recordar en su cuenta de Twitter que se avecinaba una ola de “frío brutal y prolongado” en Estados Unidos.

Trump aseguró el lunes ante los periodistas que había “leído parte” del informe del USGCRP sobre los costos del cambio climático; pero negó una de sus principales conclusiones y culpó de la contaminación atmosférica a otros países, como “China o Japón”.

”Ahora mismo somos lo más limpio que podemos ser (en Estados Unidos). Eso es muy importante para mí. Pero si nosotros somos limpios y el resto del planeta es sucio… (no puede ser). Queremos aire y agua limpios”, subrayó.

De acuerdo con las conclusiones del informe del USGCRP de aquí a final de siglo los estadounidenses tendrían que afrontar gastos de unos141.000 millones de dólares derivados de muertes relacionadas con el exceso de calor, 118.000 millones causados por el aumento del nivel del mar y otros 32.000 millones por daños en las infraestructuras.

El acuerdo de París fue firmado por por 195 países y ratificado por 147 para reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes. Los países firmantes emiten el 99,75% de las emisiones mundiales de CO2, entre las que las estadounidenses representa el 14,3% del total mundial. Solo Nicaragua y Siria, y recientemente EE.UU. renunciaron a firmar el acuerdo, un hecho que los podría convertir en aliados potenciales de Trump en estos temas. 

Leave a Reply

Message:*

Name:*

Email:*

Website:

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.