¡RANKEALO!

Elecciones de Minneapolis y St. Paul
En el 2013, justo antes de las elecciones de Minneapolis y St. Paul, nos unimos a varios líderes que representan las comunidades de color en Minnesota expresando nuestra preocupación por la dirección de nuestra democracia con respecto al sistema electoral. También expresamos nuestra emoción de que nuestras ciudades eligieran como responder a estos problemas con la votación por orden de preferencia o de rango (Ranked Choice Voting o “RCV”).

tema---694---3

¿Por qué? Al eliminar las primarias municipales que no conlleva mucha participación del electorado, y muchas veces son mal atendidas, la votación por orden de preferencia (RCV) aumenta la participación política en la elección del ganador y les da la misma voz a los votantes históricamente poco representados como los de la comunidad Latina.

Hoy, nuestra democracia está en mayor peligro que hace cuatro años. Minnesota y el país están más divididos y paralizados que nunca, con constantes intentos calculados de suprimir el voto. En las últimas elecciones del 2013, la Corte Suprema acababa de eliminar protecciones de largo cimiento en la virtud de la Ley de Derechos Electorales de 1965. La intervención del gobierno ruso en nuestro sistema electoral y el reciente esfuerzo de la oficina del presidente Trump para buscar y purgar listas de votantes se encuentran entre los últimos golpes preocupantes a nuestra democracia. También son alarmantes recordatorios de que salvaguardar y expandir los derechos fundamentales del voto estadounidense es un trabajo serio y sigue en progreso.

Creemos que los habitantes de Minnesota están listos para la tarea. La objeción del Secretario de Estado, Steve Simon, a entregar las listas de registro electoral de Minnesota a la administración Trump es una de las razones de nuestra confianza. Y, una vez más, estamos entusiasmados de que nuestras dos ciudades más grandes, Minneapolis y St. Paul, continúen abriendo camino para la reforma electoral mientras se preparan para usar la votación por orden de preferencia para las elecciones locales más críticas y competitivas. Con las disputadas elecciones abiertas de la alcaldía en Minneapolis y St. Paul, y varias elecciones en el consejo y el Park Board en Minneapolis, todo el país estará pendiente.

Creemos que a los votantes de todas las tendencias políticas les gustará lo que ven. Y aunque apoyamos a diferentes candidatos, estamos unidos en la creencia de que las elecciones por orden de preferencia también promueven campañas más civiles, basadas en temas de mutuo respeto. En un sistema donde los candidatos deben buscar votos de segunda elección para ganar, los funcionarios esperanzados tienden a enfocarse en sus propias fortalezas, logros e ideas en lugar de atacar a sus oponentes. Tienen una razón tangible para obtener votos para mirar más allá de su base tradicional y hablar con votantes que podrían haber ignorado bajo el antiguo sistema de pluralidad. La votación por orden de preferencia fomenta la construcción de coaliciones y una conversación política más sustantiva.

Este otoño marca la tercera vez que Minneapolis, y la cuarta vez que nuestra ciudad hermana, St. Paul, usa este sistema de votación por orden de preferencia. Existe una fuerte evidencia de que ya está generando liderazgo que refleja mucho más a todo el electorado. En 2013, la votación por orden de preferencia ayudó a elegir un consejo de la ciudad históricamente significativo en cuestión étnica y de género. Inclusive, ayudó a elegir a la primera mujer concejal Latina de la ciudad, Alondra Cano, representante del Ward 9.

En San Francisco, donde la votación por orden de preferencia se ha usado por más tiempo, se ha llegado a un liderazgo que refleja verdaderamente una ciudad diversa. Bajo este sistema, los candidatos de las comunidades de color pueden postular para un cargo sin preocuparse de ser eliminados en elecciones primarias de baja participación a las que asista un sector no representativo del electorado o compitan entre sí sin el espectro de división del voto en la comunidad.

Entonces, francamente, estamos cansados ​​de escuchar las afirmaciones de que clasificar a los candidatos en una papeleta electoral: primera opción, segunda opción, tercera opción, es de alguna manera demasiado “complicado” o “confuso” para los votantes de color. Los datos cuentan otra historia. En la gran carrera por la alcaldía de 2013 en Minneapolis, un 85% de los votantes encuestados -de todos los grupos étnicos, de edad y de ingresos- dijeron que la votación por orden de preferencia era fácil de usar. “Las personas de color son más propensas a entender cómo funcionan las elecciones por orden de preferencia mejor que los votantes blancos”, dijo un estudio de 2009 tras el lanzamiento de este sistema de votación en Minneapolis.

En un momento en que tantas fuerzas parecían decididas a restringir la democracia participativa, la votación por orden de preferencia ofrece una manera simple, sensata y probada de expandirla. Estamos orgullosos de estar a la vanguardia de la reforma electoral en Minnesota, y estamos entusiasmados de mostrarle al resto del país el 7 de noviembre, el camino hacia una política más sana e inclusiva.

Únase a nosotros para utilizar plenamente su poder y marcar todas sus preferencias disponibles este mes de noviembre. Al hacerlo, nos aseguraremos de que los candidatos con el mayor apoyo posible ganen. Este 7 de noviembre ¡RANKÉALO!

Sinceramente,

Senadora Patricia Torres Ray, Distrito Senatorial 63

Senadora Melisa Franzen, Distrito Senatorial 49

Representante Carlos Mariani, Distrito 65B de la Cámara

Alondra Cano, Consejal de Ciudad de Minneapolis, Ward 9

María Reagan, Consejal de Ciudad de Richfield, Ward 3

Paola Cole, Junta Educación, Ciudad de Richfield

tema---694---2

RANKÉALO y sus orígenes

Rankéalo es un método de votación en el que los votantes clasifican a los candidatos en la papeleta en orden de preferencia: primero, segundo, tercero, y así sucesivamente. Los votantes pueden emitir su voto para el candidato que realmente prefieren sabiendo que, si él o ella no obtiene suficientes votos para pasar a la siguiente ronda, su voto contará para su segunda opción. Este sencillo método de votación brinda a los votantes más opciones y nivela el campo de juego para todos los candidatos.

En 1996, un grupo de individuos políticamente diversos comenzó a compartir una visión para una democracia mejor. Este grupo examinó en colaboración los métodos alternativos de votación y concluyó que el voto por elección con rango era un cambio estructural que podía marcar una diferencia fundamental en la calidad de la democracia. FairVote Minnesota nació como una red de base de aproximadamente 20 voluntarios activos. En 1998 ellos copatrocinaron “Empoderando al votante”, una conferencia regional del medio oeste con líderes nacionales en la reforma electoral celebrada en noviembre.  Conforme pasó el tiempo y se ganó impulso, FairVote Minnesota investigó, escribió y publicó “No-Contest Elections”, un informe innovador sobre la falta de concursos reales en la mayoría de las carreras legislativas estatales. Introdujo la “competitividad” como un criterio en la redistribución de distritos. A través de esfuerzos continuos, FairVote lideró el esfuerzo en la Legislatura del Estado de Minnesota para permitir que Roseville use RCV en un proyecto piloto de una sola vez para una elección especial. La legislación fue aprobada por el Senado y recibió un voto en el pleno de la Cámara, avanzando más allá de los esfuerzos previos de reforma política con un financiamiento mucho mayor.

En el 2001 investigaron y escribieron “Reforma del sistema de votación municipal”, publicado en Bench & Bar de Minnesota. Se estableció la base legal para la adopción de métodos alternativos de votación por parte de las ciudades de origen, una herramienta importante para los activistas que trabajan para cambiar los métodos de votación de su ciudad. Con eso en mente siguieron la iniciativa de enmienda de la carta orgánica en Hopkins. Sirvió como recurso principal en el Estudio de Votación Alternativa de la Liga de Mujeres Votantes de Minnesota, que aprobó la votación para RANKÉALO. RCV también se adoptó en San Francisco en el año 2004. En el 2007 FairVote MN recibió nuevo estatus de 501 (c) 4 que permite a FVM (FAirVote Minnesota) abogar por Rankéalo en las comunidades locales y en la Legislatura del Estado de Minnesota. Avance rápido hasta el presente, FairVote continúa luchando la buena batalla.

En el 2016 superaron un número de más de 20,000 firmantes por RCV (Ranked Choice Voting o Rankéalo). ¡El estado de Maine también usa Rankéalo en todo el estado!

Se trajo Rankéalo a Minneapolis y St. Paul en colaboración con funcionarios electorales locales y socios sin fines de lucro para garantizar su lanzamiento exitoso en las Ciudades Gemelas. El éxito de RCV aquí y en ciudades y estados de todo el país está allanando el camino para que otras comunidades en Minnesota y otros estados lo sigan.

tema---694---1

¿Rankéalo ayuda a mitigar la influencia del dinero en las campañas?

Cada vez hay más evidencia de que RCV puede reducir la influencia del dinero en las campañas. En la carrera por la alcaldía de Minneapolis en 2013, la alcaldesa Betsy Hodges fue superada en 3 a 1 por su principal oponente. Disparidades similares en el gasto de campaña de los candidatos y sus PACs se han visto en otras carreras en otros lugares de los Estados Unidos. ¿Por qué? Porque la mayor parte del gran dinero recaudado directamente por campañas, PACs o Gastos Independientes se usa para anuncios de televisión negativos o envíos por correo. Estos no solo son inútiles en una campaña de RCV, sino que en realidad pueden ser contraproducentes. Esto se vio en la carrera del consejo de Ward 2 en St. Paul en 2015, en la que las organizaciones de gastos independientes enviaron un correo muy negativo contra el candidato ganador. Las tácticas de ataque como esta pueden funcionar bajo el sistema tradicional, pero no tienen éxito bajo RCV.

 

¿Rankéalo les da a algunos votantes más votos que otros? ¿Viola el principio de “una persona, un voto”?

No. Cada votante obtiene un voto igual. En cada ronda, cada voto cuenta como un voto para el candidato mejor clasificado que aún esté en la contienda. Si su candidato aún es viable, su voto contará para su candidato favorito en la segunda vuelta. Si su candidato ha sido eliminado, al igual que en una segunda vuelta tradicional, debe conformarse con uno de los candidatos restantes. Su voto cuenta automáticamente para el candidato que prefiere. La impresión equivocada de que algunos votantes obtuvieron más votos que otros fue la base para un desafío legal a RCV en Minneapolis. La Corte Suprema de Minnesota ha dictaminado que RCV cumple plenamente con el principio de “una persona, un voto” y le da el mismo peso a cada votante.

 

¿Cómo aborda Rankéalo los problemas en nuestro sistema de votación actual?

Rankéalo es una reforma simple que produce resultados más civiles, inclusivos, participativos y representativos que el sistema actual. Al permitir que los votantes expresen sus verdaderas preferencias en lugar de votar por el “menor de los dos males”, RCV elimina los votos “desperdiciados”. También resuelve el problema del “spoiler” y les da a los votantes más opciones. Además, simula una segunda vuelta en una elección única y rentable que garantiza que los candidatos ganen con el mayor respaldo posible en lugar de simplemente ser los primeros en “pasar la primera ronda”.  Rankéalo coloca dos elecciones en una sola, eliminando la necesidad de elecciones primarias de baja participación y costosas en las elecciones locales no partidistas, las segundas elecciones primarias partidistas estatales y federales, y las elecciones generales para garantizar los resultados de la mayoría.

Al eliminar las primarias locales no partidarias, Rankéalo reduce el costo de ejecutar campañas y elecciones y elimina la oportunidad de que un pequeño grupo de votantes elimine prematuramente el campo de candidatos en una primaria de baja concurrencia a principios de agosto. Esto les da a los votantes más opciones y la misma voz en una sola elección diversa de alta concurrencia en noviembre.

Rankéalo abre el proceso político a nuevas voces, promueve una representación política más diversa y

aumenta la oportunidad para las comunidades tradicionalmente poco representadas.

 

 

Sal y Rankéalo el 7 de noviembre

Es importante votar no solo porque ayuda a determinar el resultado político, sino porque es un derecho que fue combatido por la mayoría de las personas en los EE. UU. Y todavía se lucha por él en otros países democráticos de todo el mundo.

Cuando se fundaron los EE. UU., Solo podían votar los hombres blancos de cierta fe que poseían propiedades. En 1870, el derecho de voto se extendió a los antiguos esclavos. En 1920, el movimiento de sufragio femenino prevaleció.

No fue sino hasta 1965 que las prácticas electorales discriminatorias de cualquier tipo quedaron prohibidas a nivel federal con la Ley de Derechos Electorales de 1965. Sin embargo, muchos votantes aún experimentan prejuicios en las urnas.

 

Las mujeres de Arabia Saudita obtuvieron recientemente el derecho al voto en 2011. Actualmente, el único país democrático que no permite que las mujeres voten es la ciudad del Vaticano. Ni siquiera todos los hombres pueden votar, solo los cardenales pueden votar en la Ciudad del Vaticano. Esto se debe a que solo los cardenales pueden votar por el Papa, que preside el país, y hasta ahora, solo los hombres pueden convertirse en cardenales.

 

El sufragio de los ciudadanos es un componente clave de la eficacia política. Cuando uno tiene la capacidad de votar, siente que está involucrado en su gobierno y puede crear un cambio.

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.