8 sintomas de una relacion destructiva

Por Fratela

Estando en una cena entre amigas hace algunos días, el 80% de la conversación durante la reunión fue acerca de hombres, algunas habíamos pasado por decepciones amorosas y otras se encontraban aún en relaciones difíciles que las mantenían en una tristeza permanente. Definitivamente en este grupo ninguna se consideraba afortunada en el amor.

Esta es una situación muy común, muchas mujeres sienten una tristeza permanente que afecta todas las áreas de su vida provocada por su relación de pareja. Existe más de una forma de relacionarse:

Las relaciones funcionales, son aquellas en las que se mantiene un equilibrio, donde las personas involucradas tienen una autoestima sana y gracias a ello se relacionan sanamente, se apoyan e impulsan para crecer y  tienen un proyecto de vida en común.

Estos son los síntomas principales de una relación destructiva:

  1. Una o ambas partes consideran que tienen el derecho de controlar la vida de la otra persona.
  1. Una de las dos personas debe renunciar a sus amistades, actividades e incluso a sus familiares o a su trabajo para complacer a la otra persona.
  1. Cuando una de las personas no hace lo que la otra quiere, ésta se llena de ira y tiende a “castigarla” con su silencio o su indiferencia.
  1. Una de las partes tiende a minimizar los logros de su pareja o la desmotiva con comentarios, críticas o juicios.
  1. Es común que la persona más agresiva dentro de la relación, tenga cambios bruscos en su temperamento, de repente puede ser muy “dulce” o amable y cambiar súbitamente para ser violento e intolerante. Esta situación hace que la parte agredida mantenga la esperanza de que las cosas cambien.
  1. Una de las partes es sumamente celosa y controladora, le dice cómo elegir a sus amistades, su forma de vestir, de hablar y actuar.
  1. La persona menos agresiva puede vivir con miedo constante, sentirse inadecuada o como si su pareja “le hiciera el favor” de estar con ella, se sienten menos importantes que la otra persona.
  1. En casos extremos puede haber violencia verbal, psicológica o física.

Las personas que tienen este tipo de relaciones tienen una autoestima baja, tanto las agresivas como las pasivas. Cuando una persona no se ama lo suficiente necesita controlar al otro o minimizarlo para poder sentir que no será abandonada o elegirá ser sumisa y aceptar cualquier trato negativo con tal de no perder a su pareja.

 

 

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.