Los 7 pecados capitales del amor

Por Laura Sanchez

Si las canciones, los poemas, las novelas, las leyendas y hasta las charlas con las amigas versan sobre el amor es porque se trata de algo grande. Las relaciones de pareja y las relaciones amorosas, aunque no sean pareja, son la salsa que nos llena de alegría, energía y vitalidad, pero a veces también nos quitan todo eso. Hablamos de los peligros del amor, de los 7 pecados capitales del amor o de esos regalos envenenados que nunca debemos aceptar por amor.

Los 7 pecados capitales del amor

No, no somos unas escépticas del amor. Creemos en el amor y en las relaciones de pareja, aunque también creemos que hay algunos conceptos tan obsoletos como perjudiciales para nuestra salud. Porque no, tampoco somos ni Romeo ni Julieta, la vida no es una película romántica y es hora de reinventar esos cuentos llenos de relaciones tóxicas.

El amor romántico tal y como no los han presentado en la literatura y en el cine presenta algunos peligros y no estamos a dispuestas a sufrir por un sentimiento tan auténtico como el amor. Estos son los 7 pecados capitales del amor, los 7 errores que debes evitar en tu vida sentimental.

Amor ideal. Indudablemente la culpa la tienen las películas de Hollywood que nos han presentado unas relaciones sin fisuras, sin desavenencias, sin incompatibilidades y sin la presión que ejerce la vida real sobre una pareja de carne y hueso.

Príncipe azul. El príncipe azul no existe. Tu pareja ideal o tu hombre ideal siempre será más tirando a sapo verdoso que a príncipe azul. Y mejor así porque, ¿de verdad soportarías a tu lado a un Don Perfecto?

El amor verdadero. A veces nos obcecamos en una relación sin futuro porque estamos convencidas que se trata de amor verdadero. Pero seamos claras, no existe un único amor verdadero, porque todos los amores son verdaderos hasta que dejan de serlo. Es entonces cuando hay que poner punto y final y vivir otra verdad verdadera.

No puedo vivir sin ti. Uno de los grandes riesgos del amor son esas frases que nos cantan en las canciones más populares o nos leen en los poemas más románticos. Claro que puedes vivir sin él; si no puedes hacerlo, es dependencia emocional, no amor.

Eres mía; o mío. La creencia de que tu pareja te pertenece provoca infinitos dramas de consecuencias muy peligrosas para la integridad física. El sentimiento de posesión, los celos o la falta de independencia no caben en una relación saludable.

La media naranja. El mito de la media naranja en el amor viene desde tiempos de los antiguos griegos y se trata de un mito que debemos desterrar. Las personas venimos completas de serie, somos naranjas enteras, no nos falta ninguna mitad, y para ser felices no necesitamos a nadie más que a nosotras mismas.

Todo por amor. Que el amor es un sentimiento potente y maravilloso no lo ponemos en duda, lo que ponemos en duda es esa creencia de que todo vale por amor y que merece la pena arriesgar tu esencia por un amor, pero no es así. El amor suma, no tienes que renunciar a nada por amor.

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.