F-Pace, el primer SUV de Jaguar

Por Roger Rivero

No solo los SUV están llevando el ritmo de las ventas, el sector de lujo dentro de estos autos va en ascenso constante. En el 2003, Porche sorprendía a los puritanos con el Cayenne, un SUV de lujo con motor en V8, y ahora le ha correspondido a uno de los pocos fabricantes sin esta arma en el arsenal, Jaguar.

El F-Pace es la nueva adición, y ha entrado por la puerta ancha. Hay reconocimiento generalizado de que este utilitario es una bocanada de aire fresco en el sector, y por demás, un contrincante muy fuerte, incluso para el propio Macan de Porche, o el BMW X3.  Jaguar sabe hacer buenos autos, y el F-Pace es para muestra, un buen botón.

Según el fabricante, el propósito del F-Pace es ser suficientemente funcional para el día a día en la ciudad, y excitante y divertido para escapadas de fin de semana. En honor a la verdad, yo pasé toda la semana escapado y preocupado al mismo tiempo, tratando de evitar una multa por velocidad. Es muy fácil dejarse llevar por el aferre de este Jaguar, pero nunca olvidando que hay otras fieras en la carretera, que usan pistolas láser y que casi sin excepción, ganan la carrera. El F-Pace le pide prestado algo al Land Rover, la compañía hermana de Jaguar, para conformar la parte utilitaria del vehículo, pero el ADN de los autos deportivos de Jaguar es detectable en cada curva que tomas.

Construido sobre la elogiada plataforma modular de aluminio de Jaguar, la deportividad de manejo del F-Pace queda fuera de discusión.  Ha sido creado desde el principio como una estructura modular, por lo que las ruedas se pueden colocar exactamente dónde son necesarias para aportar las proporciones, las prestaciones y las funcionalidades esenciales para un crossover deportivo.  Aunque hay disponible un motor de diésel de 180 caballos que primariamente se vende en Europa, el motor más popular es un sobrealimentado V6 de 340 caballos, y 80 caballos extra de potencia para el modelo S. Utilizando el JaguarDrive Control, hay varios modos de conducción disponibles, incluyendo uno “Eco” ideal para el manejo en ciudad. Nosotros lo mantuvimos la mayoría del tiempo en modo dinámico, donde la “sustancia” del motor y la transmisión quedan más expuestos, como los buenos condimentos en una apetitosa comida. Para el postre la visita a la gasolinera, donde llenarlo con especial me hiso mirar de reojo el selector marcado…Eco.

Las líneas de diseño ayudan a crear la percepción óptica de que es un auto de mayor tamaño de lo que realmente es. Completado con enormes llantas de 22 pulgadas, la concepción denota músculo y virilidad. El F-Pace no pasa inadvertido, es robusto, deportivo y elegante a la vez. Lástima que tan buen estilo se vea empañado por una cabina más bien sobria, donde se usan algunos materiales de poco vuelo, no loables del lujo -y precio- de este SUV. Si, hay buen espacio para conductor y pasajeros, asientos cómodos y apreciable capacidad de carga, pero cuando reparas en el interior, notas que, para próximas ediciones, Jaguar tiene que levantar más la parada.

Los precios del nuevo Jaguar F-Pace pueden oscilar entre los $41,990 para le 20d, hasta los $70,700 para un First Edition. Estos números son comparables con modelos de la competencia, he incluso más bajos que los de Range Rover, los hermanos y fraternos competidores de Jaguar. Este es un SUV sólido, que va a distinguirse entre el “rebaño” en el sector. Quien este en búsqueda de un crossover de lujo, definitivamente necesitara dedicar unas horas para visitar un concesionario de Jaguar, y pedir una prueba de manejo en este auto. Le aseguro que no quedara decepcionado.

En otras ocasiones he mencionado la perniciosa característica humana de juzgar por las apariencias. Es un error, pero nuestra naturaleza es difícil (¿imposible?) de cambiar. Estacione un Jaguar frente a su casa, y los vecinos entenderán que, como se dicen en inglés, “you’ve made it”.  Jaguar también está enviando un mensaje a sus vecinos. Los puso en alerta cuando estrenó el F-Type, un deportivo de diseño, rendimiento y manejo admirables.

Las mandíbulas del jaguar son las más fuertes entre todos los predadores de la selva. Tanto, que muchos han quedado sorprendidos por recientes videos de jaguares apresando grandes cocodrilos entre sus maxilares para asegurar una suculenta comida. Jaguar ataca nuevamente, con su primer SUV. Le proporciona opciones a sus fanes de un modelo que no tenía la compañía, pero como buen felino, ha marcado el territorio. Porche, Mercedes, Audi y BMW pueden tomar nota

 

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.