EL PODER DEL INMIGRANTE

Celebra tu Estatus

El mes de Junio es el Mes del Inmigrante. En este mes se reconoce el poder y las contribuciones de la gente inmigrante a la economía de los Estados Unidos. Desde Junio de 2014, el Mes del Inmigrante le ha dado a la gente a través de los Estados Unidos la oportunidad de explorar su propio patrimonio y celebrar la diversidad compartida que forma la historia única de América. Esta creencia alimentó el exitoso lanzamiento en 2016 de la campaña “Soy un inmigrante”, que anima a todos celebrar las monumentales contribuciones que los inmigrantes han hecho -y siguen haciendo cada día.

tema---674---1

El espíritu y  las ganas de pelear por una vida justa es algo que inspira a la gente. Usted, como individuo, tiene la capacidad para hacer una diferencia en la vida de su familia y sus comunidades. Los inmigrantes están dando a la economía de este país el impulso que necesita para funcionar. Son una parte muy vital de lo que hace que la economía de los Estados Unidos funcione.  En fin, aproveche RAZA y mantenga su cabeza alta, usted tiene el poder.

 

El Poder de los hispanos como empresarios

De acuerdo con los datos más recientes del Censo, “los hispanos están abriendo negocios a un ritmo dos veces más rápido que el promedio nacional “. Según el estudio Hispanos en los Negocios, de Geospace, entre el 2007 y el 2014 el número de negocios latinos se ha incrementado en un 43%, mientras que el resto de negocios lo ha hecho al 20%.

Las empresas latinas son claves para el país porque emplean trabajadores americanos y “generan impuestos para todas las administraciones”. Y en la medida en la que la población no hispana envejece, su papel, ya que esta comunidad es más joven, “empezará a llevar más el peso de la economía”

 

El Poder de los hispanos como consumidores

Con más de 50 millones de habitantes, un país dentro del país, los hispanos hemos alcanzado un poder adquisitivo cercano a los 1.5 billones de dólares, siendo uno de los principales sectores de consumidores en la economía más grande del mundo. Aunque este segmento no es homogéneo y se diferencia a partir de las raíces geográficas y culturales, a las empresas estadounidenses les conviene conocerlos mejor; los sectores de alimentos, bebidas, entretenimiento, cuidado y belleza tienen gran potencial.

La población hispana es uno de los sectores de mayor crecimiento en compra de casas, apoyando la recuperación del mercado inmobiliario en Estados Unidos, de acuerdo a la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces (NAHREP, por sus siglas en inglés)

 

¿Dónde hay mayor facilidad de crecimiento para los hispanos?

Según un reciente estudio de la revista Forbes -publicado en BBC mundo- las ciudades de tamaño medio son las que ofrecen el entorno ideal para que los hispanos prosperen. La investigación analizó la situación de los latinos en las 52 principales áreas metropolitanas de EE.UU. y tuvo en cuenta factores como el porcentaje de viviendas propias, el nivel de emprendimiento y los ingresos medios de los hogares, que “son los indicadores del éxito de la clase media”.

Llegaron a la conclusión de que Jacksonville, Florida, es la ciudad que más oportunidades les ofrece, allí el porcentaje de casas de propiedad de hispanos es del 55% -bastante por encima de la media nacional del 43%- y los ingresos medios por hogar rondan los US$50,000, -comparado con los US$41,000 de media en todo el país-. Además, un 17% están auto empleados.

 

Las ciudades con mayor potencial para los hispanos

Jacksonville, (FL) las áreas metropolitanas de Riverside-San Bernardino (CA), Baltimore (MD), Houston (TX) y Washington DC., seguidas por Virginia Beach-Norfolk (VA), Dallas-Fort Worth (TX), San Antonio (TX), Austin (TX) y St. Louis (MO).

Según Joel Kotkin, responsable del estudio de Forbes, la comunidad hispana está ayudando a revitalizar muchas ciudades de EE.UU., ya que con ella llega una nueva fuerza laboral y nuevos consumidores, así como muchos emprendedores de base muy motivados que abren negocios como restaurantes, pequeñas tiendas o empresas de servicios”.

Mark Muñoz, profesor de economía de la Universidad Millikin, en Illinois, señala que “muchos negocios hispanos suelen crecer con el apoyo de la comunidad y ésta es más fuerte en ciudades de un tamaño menor”.

“Obviamente los emprendedores hispanos encuentran problemas, como dificultad para financiarse o la falta de contactos, pero tienen la determinación para triunfar”, asegura Muñoz. “Están transformando ciudades en todo el país con su impacto económico y eso va a continuar en los próximos años.”

 

¿Por qué son importantes los inmigrantes para Estados Unidos?

Las Naciones Unidas estima que un 15 por ciento de la población de Estados Unidos es inmigrante, lo cual refleja la importancia de los extranjeros para la potencia económica.

Crear 25 millones de empleos y a su vez reducir drásticamente la cantidad de inmigrantes que entran al país, forman parte de las metas trazadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, empero especialistas aseguran que no es posible alcanzar la meta sin contar con la valiosa mano de obra extranjera.

“Los inmigrantes son necesarios porque tenemos una tasa de cada cuatro estadounidenses (que) serán mayores de 65 años en los próximos 10 años”, sostuvo Ben Zipperer, del Economic Policy Institute.

Trump aseguró constantemente en la campaña electoral que los extranjeros eran los culpables de que miles de estadounidenses no tuviesen trabajo, a pesar de que las estadísticas no respaldan dicha afirmación.

De hecho, el ex economista jefa en la Secretaría de Trabajo y empleada de la Universidad de Rutgers, Jennifer Hunt, expresó que “la inmigración sí beneficiaría la economía estadounidense con poco efecto negativo sobre los salarios de los connacionales nacidos en Estados Unidos”.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) muestran que en el país norteamericano hay más de 46 millones de inmigrantes, que representa un 15 por ciento de la población.

Como añadidura, son un nueve por ciento de los 27 millones de inventores y creadores de empresas, especialmente las de tecnología.

Por ejemplo, el creador de Whatsapp, Jan Korum, es un ucraniano que llegó a Estados Unidos a los 17 años. A los 38 vendió la app a Facebook por 19 millones de dólares en 2014.

 tema---674---2

Pasado y presente

Una vez los Estados Unidos se independizó del imperio británico, abrió sus puertas a los extranjeros para poblar sus tierras relativamente abiertas.

Mayormente estas personas optaron por tomar campos y trabajar la agricultura, para así comenzar una larga tradición que permitiría la contribución al desarrollo general de la nación.

Hasta 1880 alrededor de 15 millones de inmigrantes llegaron a Estados Unidos, en un proceso que le permitió al país comenzar con su industrialización.

Mientras, en la actualidad, 160 de las 500 empresas más grandes de la clasificación por ingresos elaborada por la revista Fortune, fue fundado por un inmigrante o su hijo.

Para 2010 las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos informaron que la inmigración tanto legal como ilegal, generó ganancias netas de 50 mil millones de dólares para la población activa.

 

Fuerza en la diversidad

Los latinos y los asiáticos constituyen grandes y crecientes acciones de la fuerza de trabajo, la base imponible, la comunidad empresarial y el electorado de los Estados Unidos. Los inmigrantes (nacidos en el extranjero) representan una de cada ocho personas en los Estados Unidos y uno de cada seis trabajadores. Casi la mitad (46,7%) de los inmigrantes son ciudadanos estadounidenses naturalizados que son elegibles para votar. Los “nuevos americanos” -inmigrantes e hijos de inmigrantes- representan uno de cada nueve votantes registrados.

Además, una de cada cinco personas en el país es latina o asiática. Los Latinos y los Asiáticos (nacidos tanto en el extranjero como en los nativos) manejan 2 billones de dólares en poder de compra de los consumidores y las empresas que poseían tenían ventas de 857.000 millones de dólares y empleaban a 4.7 millones de trabajadores en el último cómputo. Los trabajadores, contribuyentes y empresarios inmigrantes, latinos y asiáticos son parte integral de la economía de los Estados Unidos y son una poderosa fuerza electoral.
1 de cada 8 personas en los Estados Unidos es un inmigrante

  • La proporción de nacidos en el extranjero de la población de los Estados Unidos aumentó de 7,9% en 1990 a 11,1% en 2000, a 13,1% en 2013, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos. Estados Unidos fue el hogar de 41,3 millones de inmigrantes en 2013, que es más que la población total de California o Canadá.
  • Más de un cuarto (28%) de la población nacida en el extranjero provenía de México a partir de 2013. Más de un cuarto (29,5%) provino de países asiáticos, mientras que el 11,6% procedía de países europeos, el 9,6% % De América Central, 6,7% de América del Sur y 4,4% de África, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.
  • Aproximadamente el 46,7% de los nacidos en el extranjero eran ciudadanos estadounidenses naturalizados en 2013.
  • Los inmigrantes no autorizados representaron el 3,5% de la población (o 11,2 millones de personas) en 2012, según un informe del Centro de Investigación Pew.
  • Había 4,5 millones de niños nacidos en Estados Unidos, con al menos un padre que era un inmigrante no autorizado en 2010, según el Pew Hispanic Center.
  • El 22,7% de todos los niños en los Estados Unidos (16,8 millones) tenían padres que eran inmigrantes a partir de 2009, según el Instituto Urbano. El 85,9% de estos niños eran ciudadanos estadounidenses.

El 82,2% de los niños con padres inmigrantes fueron considerados “competentes en inglés” a partir de 2009, según datos del Instituto Urbano.

tema---674---3
1 de cada 5 personas en los Estados Unidos es latina o asiática

  • La proporción latina de la población de los Estados Unidos creció de 9% en 1990 a 12.5% en 2000, a 17.1% (o 54 millones de personas) en 2013. La parte asiática de la población creció de 2.8% en 1990 a 3.6% en 2000, A 5.1% (o 16 millones) en 2013, según la oficina de censo de los EEUU.
  • Más de un tercio (35%) de los latinos y dos tercios (66%) de los asiáticos nacieron en el extranjero en 2013, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.
  • Casi un cuarto (22%, o 16,3 millones) de todos los niños en los Estados Unidos en 2010 eran latinos, según el Instituto Urbano.
  • Más de la mitad (57,9%) de los niños latinos en los Estados Unidos tenían al menos un padre nacido en el extranjero, según el Instituto Urbano.

 

Los inmigrantes, los latinos y los asiáticos son grandes y crecientes partes del electorado estadounidense

  • En 2012, el 11,8% (o 18,1 millones) de todos los votantes inscritos eran “ciudadanos norteamericanos” -naturalizados o los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos que fueron criados durante la era actual de inmigración de América Latina y Asia que comenzó en 1965- según A un análisis de los datos de la Oficina del Censo de 2012 por el Consejo Americano de Inmigración.
  • De éstos, 15.2 millones votaron en 2012, representando el 11.4 por ciento de todos los que votaron.
  • 10,7 millones de votantes registrados eran ciudadanos naturalizados, mientras que 7,3 millones eran hijos de inmigrantes “posteriores a 1965″.
  • Los latinos representaron el 8,4% (o 11,2 millones) de los votantes estadounidenses en las elecciones de 2012 y los asiáticos el 2,9% (3,9 millones), según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

 

1 de cada 6 trabajadores de los Estados Unidos es inmigrante

  • Los 26,3 millones de trabajadores extranjeros nacidos en el país representaban el 16,5% de la fuerza de trabajo en 2013, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.
  • En 2014, los trabajadores nacidos en el extranjero eran más propensos que los trabajadores nativos a estar empleados en ocupaciones de servicios (24,1% vs. 16,4%); En ocupaciones de producción, transporte y movimiento de material (15,6% vs. 11,2%); Y en ocupaciones de recursos naturales, construcción y mantenimiento (13.7% vs. 8.4%), según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Los inmigrantes no autorizados contribuyen a la economía de los Estados Unidos

Los inmigrantes no autorizados representaron el 5,1% de la mano de obra estadounidense (o 8,1 millones de trabajadores) en 2012, según el Pew Hispanic Center.

Si todos los inmigrantes no autorizados fueran retirados de los Estados Unidos, el país perdería 551.600 millones de dólares en actividad económica, 245.000 millones de dólares en Producto Interno Bruto (PIB) y aproximadamente 2.8 millones de empleos. Informe del Grupo Perryman.

Un informe de 2010 del American Immigration Council y Center for American Progress estima que deportar a todos los inmigrantes no autorizados del país y de alguna manera “sellar la frontera” a la futura inmigración no autorizada reduciría el PIB estadounidense en 1.46% anual o $ 2.6 billones en PIB perdido 10 años. Por otra parte, la economía de los Estados Unidos perdería un gran número de puestos de trabajo.

 

Los inmigrantes no autorizados pagan impuestos

Los inmigrantes no autorizados en los Estados Unidos pagaron 11.800 millones de dólares en impuestos estatales y locales en 2012, incluyendo $ 7.1 mil millones en impuestos a las ventas, $ 1.1 mil millones en impuestos a la renta personal y $ 3.6 mil millones en impuestos a la propiedad, según datos del Instituto de Tributación y Política Económica.

 

Si los inmigrantes no autorizados en los Estados Unidos tuvieran una residencia legal permanente, pagarían $ 14.1 mil millones en impuestos estatales y locales, incluyendo $ 7.8 mil millones en impuestos a la venta, $ 2.3 mil millones en impuestos personales y $ 4 mil millones en impuestos a la propiedad.

 

El poder adquisitivo de los consumidores latinos y asiáticos totalizó $ 1,9 billones en 2012

  • En conjunto, los latinos y los asiáticos representaron el 16% del poder adquisitivo total de la nación, según el Selig Center for Economic Growth de la Universidad de Georgia.
  • El poder adquisitivo de los latinos totalizó $ 1,3 billones en 2014 (un aumento de 495% desde 1990), y se proyecta que llegue a $ 1.7 billones en 2019.
  • El poder adquisitivo de los asiáticos totalizó $ 770 mil millones en 2014 (un aumento de 567% desde 1990), y se proyecta que llegará a $ 1 trillón para 2019.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.