En busca del amor

Vida y Sabor

¿Estás buscando pareja pero no sabes por dónde empezar? Según los expertos, la mejor forma de conocer a tu pareja (33,3%) es el círculo de amigos y conocidos, seguida de cerca por salir por la noche (22,5%). En el tercer y cuarto lugar están los eventos públicos y fiestas y, algo difícil de creer, el lugar de trabajo.

Por último, tenemos los eventos culturales, familiares, deporte e internet. Hasta aquí los números y datos. Por suerte la vida no siempre se ajusta a las estadísticas, y podemos tropezar con el hombre ideal en cualquier sitio y en cualquier momento, por lo que siempre hay que estar preparado…

En una cafetería

Estás sentada en un agradable café con terraza. No importa si estás sola leyendo un libro, charlando con una amiga o simplemente disfrutando de tu café, ¡no olvides echar un vistazo alrededor! Tomar un café sin compañía ya no es signo de aislamiento social. Y por eso, de vez en cuando, puedes encontrar algún hombre soltero interesante, ¡abre los ojos!

Conocerse en un café tiene la ventaja de que tienes tu primera impresión de forma clara y objetiva a la luz del día. Además, tendréis todo el tiempo del mundo para conoceros y animarte a flirtear, queda mucho día aún. ¿Un consejo? Mejor intentarlo un fin de semana. Y quién sabe si terminarás por decirle algo así…

Con amigos

Una fiesta de cumpleaños, la inaguración de una casa o una timba de cartas… No importa cuál sea el evento, en el círculo de amigos se esconde un filón de posibles parejas. Después de todo podemos dar por hecho que será alguien que les gusta y a quien conocen. Tus amigos estarán encantados de presentarte a un hombre interesante. No puede haber mejores condiciones, no es de extrañar que esta forma de buscar pareja sea la más exitosa de la lista.

Este método tiene pros y contras. La desventaja: tus intentos de aproximación serán observados y analizados por tus amigos. Ni él ni tú podréis libraros de los cotilleos. La ventaja: no te costará conocerle, al fin y al cabo teniendo el mismo círculo de amigos se tienen algunos temas de conversación comunes. Y podrás tener sin ningún problema su número de teléfono.

En el gimnasio

El gimnasio donde te has apuntado con decisión para hacer algo por ti y por tu cuerpo puede ser una buena opción para conocer a un hombre. En un gimnasio puedes ver mucho de él, al menos en lo que respecta a su cuerpo. Pero claro, él también de ti. Seguro que no tienes problema en empezar una conversación: al fin y al cabo 30 minutos en la elíptica aburren a cualquiera y muchos se alegrarán de poder distraerse. Y mira, si no das con nadie interesante, al menos te habrás puesto en forma.

En el supermercado

​Entre detergentes, yogures y el mostrador del queso. No es de extrañar que nadie espere encontrar aquí a Mr. Perfecto. Pero, ¿por qué no? Después de todo todos necesitamos comida. Los supermercados tienen una parte positiva: De acuerdo con el lema “dime lo que compras y te diré quien eres”, podrás empezar a deducir de que pie cojea. Juega a ser psicóloga por un momento y descubre todo lo que puedas de tu posible objetivo por sus compras.

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.