MUJERES PLUS SIZE

No está mal ser bella;  lo que está mal es la obligación de serlo

Redacción Vida y Sabor

Hemos crecido en una en un mundo en el que la sociedad ha definido el concepto de belleza tanto para las mujeres como los hombres. Se han establecido normas y tallas para estas definiciones, hoy día ante los ojos de la sociedad una mujer bella goza de tener un cuerpo esbelto y de tallas pequeñas. En el caso de los hombres sería un cuerpo tonificado, marcado y con lavadero que no?

tema---603---1

Muchas y Muchos se han sometido a arduas dietas y rutinas de ejercicio para cumplir con los requisitos de belleza ante la sociedad. Pero lo que se nos ha olvidado a muchos es que la anatomía y estructura del cuerpo juega un rol importante, así que es hora de que comprendamos y aprendamos a querernos tal y como somos, tal como lo han hecho muchas mujeres de talla plus.

La búsqueda de la delgadez se ha transformado en un ideal que poco a poco comienza a tener adversarios que se atreven a alzar la voz. Se ha emprendido la revolución plus.

Las personas suelen ser divididas en dos grupos: las que encajan en los parámetros y las que no. Plus Size por aquí,Plus Size por allá, sin duda uno de los conceptos más mencionados en el  mundo de la moda. Hay miles de notas con tips de como disimular tus supuestas “imperfecciones” o como hacerte lucir más “esbelta” a otro perro con ese hueso!

Modelos como Tara Lynn o actrices como Cristina Hendricks han alzado la voz y demostrado que no hay nada que esconder y así se desato la revolución apoyada por miles de mujeres.

Esta tendencia se ha popularizado de tal manera en el mundo que las mujeres de talla XXL ya no temen mostrar sus curvas en la playa y sí se atreven a lucirlas en las redes sociales.

 

Definiendo la talla Plus Size

Definir lo que es realmente la talla Plus Size se ha convertido en un gran problema social y en el mundo de la moda. Esto por su pueso nos trae de vuelta a la industria de la moda donde una de las modelos de una marca reconocida de ropa interior se convirtió en ser la primer modelo plus size con talla 40, que para su información es la talla más común entre las mujeres del mundo.

Muchos deben de estar pensando que la tall plus es en si todo lo que no sea una talla super pequeña como la 0. Pero relamnete no es ni lo uno ni lo otro, no hay una talla sin fichaje. La sociedad nos ha acostumbrado a ver las tallas minimas como lo “normal” y el Plus Size como algo “fuera de la norma”.

 

El fenómeno Plus y la moda

Como toda revolución en la historia, muchos movimientos se han creado alrededor del mundo para combatir los requerimientos extremistas de la industria de la belleza. Muchas figuras como Adele, Beth Ditto y documentales como A Perfect 14, han hecho posible que este fenómeno ayude a cambiar las preceptciones que hay sobre la belleza. Tanto así que hasta Instagram ha tenido que disculparse por borrar fotos de mujeres cuyos cuerpos no pertenecen al estándar que impone el sistema de la moda.

Crear ropa para mujeres plus size va más allá de apartarlas de la moda: las curvas están ligadas a la provocación, a la seducción y a romper todas las reglas que durante años impusieron los expertos en moda hacia las “gorditas”.

tema---603---2

Mujeres como Nadia Aboulhosn, que con sus 5’ 2” de estatura y 158 libras de peso, usan un look entero de crop top, falda lápiz y sensuales labios vino, o la pelirroja y seductora modelo Tess Munster se han convertido en un referente a la hora de hablar de belleza y, sobre todo, creatividad a la hora de mostrar la moda en unas siluetas como las suyas, más comunes en el mundo de lo que se cree.

“A las gordas se nos ha enseñado desde el mismo hogar que debemos ocultar nuestro cuerpo. Que debemos esconder nuestra figura porque no está cerca de lo que se considera ‘belleza’. Por eso existen tantas reglas de cómo debemos para pasar inadvertidas frente a los demás”, afirma Adriana Convers, famosa bloguera plus size colombiana y creadora del site Fat Pandora.

A pesar de que en Latinoamérica aún no hay un Mercado de nicho que satisfaga las necesidades de las mujeres con curvas seductoras, se espera que con el crecimiento de este movimiento cada vez haya más creaciones que permitan a las mujeres disfrutar de las tendencias de la moda.

 

¿Dónde está la verdadera revolución?

Igual que Internet ha conseguido dar mayor voz al feminismo, me pregunto si también lo ha conseguido con mujeres de tallas grandes, Raquel opina que sí: “Yo creo que Internet se ha impuesto en todo y hace que todos, las empresas también, nos demos cuenta que somos mucho más plurales.

Pero no nos engañemos, las marcas de ropa son un negocio abren filiales o tiendas con tallas grandes porque es negocio, cada vez hay más gente que las necesita así que ellos cubren una necesidad”

¿En qué consiste, entonces, esta revolución? DesdeSoy Curvy hablan claro: “Soy Curvy existe para ayudaros a traspasar el estándar y construir el vuestro propio. Para aceptaros como gordas o diferentes sin sentiros culpables o raras por ello o, incluso, para saber que sois raras pero os da igual porque preferís ser felices..”

Esta es una revolución que no viene de las marcas, cuyos intereses a fin de cuentas, son conseguir más ingresos: es una revolución que empieza por poner voz a distintos tipos de mujeres, que han encontrado un altavoz en Internet.

Aunque todavía queda camino: no podemos estar hablando de una verdadera revolución si seguimos utilizando eufemismos. Llegará cuando la gente utilice la palabra “gordo” con la misma libertad que utiliza “delgado”, cuando la palabra gordo deje de ser un insulto o un tabú.

Cuando las abanderadas de esa “revolución” dejen de ser Christina Hendricks, Scarlett Johanson o Monica Bellucci y sean mujeres que utilicen una 44, una 46 o una 48 y no tengan cintura de avispa, cuerpos de guitarra y figuras absolutamente esculturales.

Cuando las marcas dejen de hacer catálogos separados, los de la gente “normal” y los de las “curvy” y en las tiendas dejen de segmentar la ropa, es más, cuando las marcas hagan ropa con las que una chica joven de la talla 44 no sienta que está vistiendo como su madre.

Cuando en las pasarelas veamos distintas tallas sin que eso nos asombre o sea motivo para aplaudir al diseñador de turno.

Y en definitiva, cuando las marcas dejen de promover una “belleza real” que deja fuera de la realidad a muchísimas mujeres.

 

Palabras de una mujer con curvas
“revolución curvy”.

Por: Yo curvilínea

Para empezar, ¿qué es curvy?

Luego de preguntar a amigos y amigas, de escuchar miles de opiniones y leer muchísimas notas al respecto, puedo decir que para mí una mujer curvy es aquella que tiene carnita de más sin dejar de preocuparse por su salud y apariencia y, sobre todo, que está orgullosa de todas y cada una de sus curvas.

Y me parece importante empezar con mi definición por aquello de que todas las que andamos en este mundo promovemos la obesidad…

Dudo mucho que alguien que vea a Tess Munster piense “Wow! ¡Quiero ser tan grande como ella! ¡Voy a subirle a los gansitos!”, ¿o creen que alguien lo haría? A mi parecer, es una total tontería.

Las modelos plus size tienen los mismos cuidados que una modelo regular… ¡Claro! Hacen ejercicio y controlan su alimentación… Aunque de una manera sana, no comiendo una manzana y un café al día.

¿Flaca? ¿Gorda? O peor… ¿”Normal”? ¿Qué es una mujer normal? Tal vez “promedio”, pero jamás “normal”… O mucho mejor, simplemente “MUJER”.

La nueva tendencia pro curvas es sólo un movimiento que busca promover la autoaceptación y el amor propio. Nuestro cuerpo es nuestro templo, nuestra casa, es por ello que hay que cuidarlo, procurarlo y amarlo, independientemente de su forma.

 tema---603---3

Ama las curvas de tu cuerpo

Ya olvidemos la tristeza porque no tenemos el cuerpo PERFECTO que la sociedad define cómo lo correcto. ¡Somos hermosas con nuestras curvas! El secreto para que todo este tipo de ejercicios si funcionen es que nos creamos que SOMOS HERMOSAS Y MUY CHULAS CON NUESTRAS CURVAS.

¿Todavía no se animan a creerlo? Aqui les dejo 5 pasos super sencillos para que comienzen a buscarle el lado bueno a sus curvas.

 

Mujer activista PRO CURVAS

1.- Busca hacer amistades Positivas, rodéate de gente que aporte cosas lindas a tu vida. Intenta hacer actividades sanas para mejorar tu estilo de vida y el de tu grupo de amigas. Este punto aplica para la familia, intenta juntarte con tus familiares que te den cosas lindas y no te hagan pasar malos ratos.

2.-Cambia tu chip, lo principal para ser feliz es que te creas capaz de ser feliz. No tiene caso que vayas por la vida buscando algo que no crees ser capaz de recibirlo. ¿Tienes curvas? Tienes más espacio para sentir las bondades de la felicidad en tu cuerpo.

3.- Aprende a estar sola, una cosa que siempre caemos en el error es que no somos capaces de conocer lo que queremos realmente porque estamos ocupadas atendiendo a las demás personas. Si estamos solas, nos daremos cuenta de las cosas que realemente queremos, nuestroos gustos y molestias.

Modelo curvy de Target: Zach Miro

4.- Cambia tu alimentación, evita comer de más y de mala calidad. Tener una alimentación sana hace que tu cuerpo sea capaz de recibir cosas positivas. No quiero que se maten de hambre pero traten de mejorar los hábitos que todos sabemos que nos trae mal.

Yo creo que la felicidad es un sentimiento de momento, nunca podemos ser felices todo el tiempo pero si podemos tratar de hacer cosas lindas que nos faciliten tener una vida mejor. Las mujeres gorditas casi siempre caen en acciones que impiden sentirse felices, lindas pero YA BASTA, el no tener la figura perfecta no es ninguna razón para no ser felices.

Inspiradoras: Mujeres curvilíneas

Ellas son las nuevas heroínas de esta revolución curvy. Estas son mujeres que acpetan su cuerpo tal y como es. Cuerpos naturales que se aceptan a sí mismas y NO PIDEN PERDON POR SUS CURVAS!

 

Valerie Sagun, la curvy yogi

Tiene 28 años y practica el hatha yoga desde hace cuatro. Su flexibilidad en los ejercicios de asanas que ejecuta y su pensamiento positivo han hecho de su Instagram una web de peregrinación. “Al ser una mujer negra con curvas tengo la oportunidad de mostrar a una minoría que son capaces de hacer cualquier cosa”.

 

Soycurvy.com, la web española

 

Raquel y Lidia apuestan por el “Ser curvi es una actitud, creer que la belleza es y debería ser diferente”. Con artículos como “Las gordas no odiamos a las delgadas” o “Por favor, no digas que estás gorda” han sabido ayudar a superar los complejos de numerosas lectoras. No hay medidas despampanantes, si no mujeres que se gustan. Raquel enumera como referentes a la bloguera Nicolette Mason, a la redactora de Elle Suecia Elsa Billgren y, desde Canadá, a la precursora del movimiento #HonorMyCurves. Y añade: “Aunque muchos digan que Kim Kardashian no es curvy creo que ha conseguido que el canon se agrande hacia un culo y pecho más grandes, y eso mola”.

 

Denise Bidot, con celulitis

La firma de bañadores Swimsuits for all contrató a Denise Bidot para su última sesión de fotos. El requisito: no esconder la celulitis ni las estrías. Con el eslogan #notsorry esta campaña refuerza una idea: “Sé tú misma sin remordimientos”. Algo que también reivindica la propia modelo: “Amo mi cuerpo. He aprendido a amar cada parte de él”.

 

Candice Huffine, curvas de calendario

 

Además de ser la imagen del catálogo de la línea Violeta by Mango, colección de la firma que amplía las tallas hasta la 52, esta estadounidense de 1,80 de estatura se ha convertido en 2015 en la primera modelo plus-sized en aparecer en el calendario más sexy, el de Pirelli. “La vida está llena de experiencias increíbles como para vivirla obsesionada por la talla que usas”.

Tara Lynn, de filóloga a modelo

Iba para filóloga, pero tras un reportaje sobre tallas grandes en V Magazine (Curves Ahead, Curvas adelante) decidió continuar posando con su 1,75 de estatura y sus 98 kilos de peso. Una portada de Vogue junto a Candice Huffine y Robyn Lawley la consagró. “Mis fotos ayudan a chicas con problemas de autoestima”.
Victoria Janashvili, fotógrafa

 

Cerca de 70 mujeres sin complejos se desnudaron ante el objetivo de la rusa Victoria Janashvili. El resultado es Curves the book, un paso más en el movimiento ‘Curves’ que elige por su autenticidad los cuerpos naturales de cualquier edad, raza o talla. “Aunque la mujer estadounidense promedio es talla 40, los medios de comunicación siguen estableciendo los estándares de belleza en mujeres más pequeñas, lo que hace que otras mujeres, bellas y saludables, sientan una presión injusta”.

 

Robyn Lawley, en Sports Illustrated

Conocida como “la modelo que sí come”, esta australiana es una de las pioneras del movimiento curvy. Fue la primera top de talla XL en aparecer en una campaña regular (la de Ralph Lauren) y en numerosas portadas de las revistas de lifestylemás influyentes. En 2015 ha revolucionado la industria al formar parte del número especial de baño de la revista Sports Illustrated. “Las modelos ‘curvy’ nos cuidamos aunque también nos guste comer”.

 

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.