Quitando las arrugas del cuello

PREGUNTALE A TONY-Quitando las arrugas del cuello

Los primeros síntomas de alerta son la aparición de la papada, la flacidez y las arrugas. Por eso, a partir de hoy tenemos que combatirlos mediante una dieta que evite la retención de líquidos, ejercicios faciales y un maquillaje adecuado. No importa la edad que tengas, ¡hay que empezar ya!

El cuello y las manos delatan nuestra edad… y son 2 de las partes que menos cuidamos. Siempre aplicamos cremas a nuestro rostro y al cuerpo, pero pocas veces hacemos énfasis en el cuello.

10 cosas que te provocan arrugas

Combatir la papada desde todos los frentes

A partir de los 30 años, los músculos de la mandíbula empiezan a perder tensión favoreciendo el desarrollo del doble mentón y la pérdida de definición del óvalo facial. Las causas son muchas y van desde la predisposición genética, el cambio brusco de peso o las dietas ricas en grasas y sal.

Aumentar el consumo de frutas, verduras y productos integrales y reducir el de alimentos ricos en sodio (sal de mesa, conservas, salazones, entre otros) y grasas de origen animal (embutidos, bizcochos industriales, etc.) son algunas buenas prácticas dietéticas que ayudan a evitar la acumulación de grasas y retención de líquidos.

Por supuesto, debemos complementar esta dieta tomando abundantes líquidos, sobre todo el agua.

La hidratación de la piel en esta zona es muy importante y pocas veces nos acordamos de ella. El primer paso es aplicar una crema hidratante en el cuello para combatir su flacidez. Si ésta ya es visible, es mejor utilizar una crema específica con efecto tensor.

No debemos olvidar ponernos crema de protección solar para evitar que la piel envejezca, pierda elasticidad y se acentúe la papada. Recuerda que la crema se aplica siempre de arriba abajo y suavemente, sin desplazar la piel. Ingredientes infalibles para reducir arrugas

Ejercicios faciales

El tipo de piel del cuello propicia la aparición de los llamados “Anillos de Venus”, esas arrugas horizontales tan odiosas, así como las verticales –producidas por las posturas al dormir- y la flacidez. Para combatirlos, pon en práctica algunos ejercicios (siempre en series de 10) de gimnasia facial.

Uno de ellos consiste en pronunciar todas las vocales abriendo la boca al máximo; otro, en estirar el cuello y desplazar, tanto como se pueda, el maxilar inferior hacia delante para tonificar la zona. Sacar la lengua e intentar tocarte la nariz con ella también ayuda a fortalecer la mandíbula.

Siete consejos para devolver la luminosidad a la piel

Maquillaje ideal para el cuello

La clave para disimular las arrugas del cuello está en utilizar una base de maquillaje de efecto “lifting”. Para camuflar el doble mentón o papada, el secreto está en emplear una base de maquillaje algo más oscuro sobre la zona de la papada. Alternativas naturales Un chorro a presión de agua fría sobre la zona del cuello y un posterior masaje suave con una esponja vegetal, es una de tantas alternativas naturales.

Otras se decantan por el uso de miel: aplicando una buena dosis sobre la zona, cubriéndola con una gasa ligeramente humedecida y dejando que actúe 20 minutos antes de lavar con agua fría, aprovecharemos las propiedades hidratantes de la miel para combatir la pérdida de firmeza.

Leave a Reply

Name:*

Email:*

Website:

Message:*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.